La reunión entre la Consellería do Mar y los representantes de la flota gallega del pulpo ha finalizado sin acuerdo en torno a las 23.00 horas de este jueves, tras casi diez horas de negociaciones sobre la aplicación del plan del pulpo para la presente campaña, que arrancó el pasado lunes, jornada en la que la flota inició una huelga. Las partes volverán a retomar las negociaciones este viernes por la tarde, cuando los naseiros presentarán sus propuestas por escrito.

En concreto, uno de los principales puntos de desacuerdo entre Xunta y sector es el régimen de calado de las nasas que, según el nuevo plan, deberían retirarse en algunas zonas de Galicia durante el fin de semana, principalmente en la costa sur. Asimismo, los naseiros también se oponen a la introducción de sistemas de identificación —precintos— en las nasas para evitar la sobrepesca, según ha indicado el presidente de la Federación Gallega de Cofradías, Benito González.

Por su parte, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha lamentado que no se haya podido llegar a acuerdos, pero también ha resaltado la "voluntad de diálogo". Por parte de la Administración también han participado en la reunión el secretario xeral do Mar, Juan Maneiro, y el subdirector de Guardacostas, Lino Sexto.

La reunión con la Xunta comenzó pasadas las 13.00 horas y en ella participaron representantes de la Federación Galega de Confrarías, las federaciones de cofradías provinciales y las cofradías de Vigo, Cangas, Muros, Corcubión, Bueu, Baiona y Ribeira.

El plan del pulpo para la presente campaña eleva de 350 a 550 el número de nasas que cada barco puede emplear, pero éstas tendrían que ir identificadas individualmente con el precinto, una cuestión que el sector rechaza alegando que son difíciles de emplear.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.