La secretaria general del PSOE de Sevilla, Susana Díaz, ha asegurado que pide el aval a los socialistas porque quiere ser candidata del PSOE-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía y porque quiere "pelear y luchar por prestigiar la política en uno de los momentos más difíciles de los últimos 30 años" y ha asegurado el partido tiene ahora "una oportunidad de estar unidos". "Y a eso me voy a entregar", ha expresado.

El acto celebrado en Antequera (Málaga) ante más de 1.000 personas ha contado con la presencia de varios consejeros de la Junta de Andalucía como el de Economía, Empleo, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, el titular de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, la titular de Educación, Mar Moreno, y el titular de Justicia, Emilio de Llera.

Díaz ha asegurado durante su intervención que reivindicará la "buena política" en un momento en el que está "degradada y denostada" y en el que los ciudadanos "lo pasan muy mal, la crisis es brutal" y en el que la corrupción y el desempleo hacen "lógico que se sientan desencantados".

"La política que nos hace iguales, que lucha contra la desigualdad, esa buena política es la que quiero venir a dignificar, a prestigiar", ha asegurado Díaz, quien se ha mostrado convencida de que desde la pluralidad "todos enriquecemos el proyecto del Partido Socialista en Andalucía". Ha apostado por salir de este proceso "todos juntos" y se ha comprometido a hacer "un camino habitable".

Se ha referido al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, "un gran hombre que ha tenido la habilidad de convocar a las urnas a los ciudadanos cuando pudieron comparar y ha tenido la generosidad de abrir el partido para que sus compañeros y compañeras le sigan".

Ha apostado por mantener la ilusión en las agrupaciones, por darle la voz a los militantes y por que los ciudadanos "que lo están pasando realmente mal, encuentren al PSOE". "Y para ese nuevo tiempo hace falta lo mejor del PSOE, que es abrir sus agrupaciones, que comparemos programa y el modelo que queremos para este partido y una vez termine el proceso salgamos todos juntos porque la gente nos está esperando", ha afirmado.

Díaz ha comentado que su primera rebeldía ha sido celebrar su presentación en Antequera, algo que no es casualidad, ya que "aquí empieza la historia de nuestra autonomía y nuestra igualdad de oportunidades", pero ha apuntado que tiene otras dos rebeldías, "soy mujer, socialista y de izquierdas, muy de izquierdas".

"Estoy orgullosa de ser una mujer de partido, lo soy y lo siento. Entiendo a la derecha que le moleste, hasta que lo critique, pero si soy totalmente sincera, entiendo menos cuando es un compañero de mi partido quien no lo entiende", ha apostillado. Así, ha pedido a los militantes que "me acompañéis, que respondáis por mí, que os comprometáis conmigo y que protagonicéis conmigo el nuevo tiempo".

Ha dicho que los socialistas han hecho las grandes reformas en este país en materia de igualdad, sanidad, educación, y atención a los mayores, pero ha reconocido que "con grandes logros hemos cometido errores y eso ha hecho que los ciudadanos nos hayan abandonado". En este punto, ha dicho que no debieron quitar el impuesto de patrimonio ni reformar la constitución "y no responder a nuestros valores", pero ha apuntado que eso "no puede eclipsar el gran trabajo de los gobiernos socialistas".

Ha dicho que ahora de nuevo "nos toca al PSOE el cambio y lo tenemos que hacer desde Andalucía, juntos, con una buena política", asegurando que "no se pueden seguir escondiendo detrás de Bruselas". Ha dicho que cree en Europa, pero en una Europa "humanizada" y ha indicado que apuesta por "la buena política, la democracia, pero no la mala política de la burocracia, esa es la que está llevando al sufrimiento a miles de familias".

"Tenemos que explicarle a la gente que nosotros defendemos a un partido que ha trabajado durante muchos años desde la buena política, que existe la mala política, que es no cumplir lo que uno promete en los programas electorales, es tapar al que viene a aprovecharse de lo público, es pedir a apretarse el cinturón a los ciudadanos, mientras ellos mismos tenían sobresueldos", ha manifestado, al tiempo que ha apostado por la transparencia.

Se ha referido a que cuando el PSOE ponía sobre la mesa "la defensa de lo que a la mayoría de los ciudadanos le afecta, nos ponían sobre la mesa una falsa austeridad", defendiendo que "a mayor desigualdad, menos progreso y que las sociedades más justas son las más igualitarias". Así, se ha referido al copago y a que la consejera de Salud, María Jesús Montero, no ha podido estar en este acto porque "está en Madrid defendiendo la Ley de la Dependencia para que no le metan también la tijera".

Ha apostado también por defender la lucha contra el fraude fiscal "y contra el que se aprovecha de los beneficios que no le corresponde", abogando por una "redistribución de la presión fiscal más justa, que genere igualdad, riqueza y empleo". "Tendremos que hacerla bien y explicarla mejor", ha apuntado.

En la presentación han estado representantes del partido a nivel regional, como el secretario de Política Municipal, Francisco Conejo; y local, como el secretario provincial, Miguel Ángel Heredia. El acto ha comenzado con la intervención de tres militantes, uno de Córdoba, una de Granada y otro de Málaga, que han expresado que Díaz es "la renovación" del socialismo y han mostrado tanto el apoyo de los jóvenes como el de los que están retirados de la política.

Los militantes han destacado el compromiso, el impulso y la dedicación de la socialista y se han mostrado convencidos de que será la próxima presidenta de la Junta de Andalucía. Asimismo, han asegurado que Susana Díaz está preparada para afrontar los retos y para resolver asuntos como el paro, las becas y la desigualdad. Han pedido el aval para la socialista para que "el futuro no empiece mañana, empiece hoy".

Consulta aquí más noticias de Málaga.