Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) ha asegurado que es "rotundamente falso" que en la empresa se paguen sobresueldos a sus directivos, en contra de lo denunciado por el Comité de Empresa ante Inspección de Trabajo, y ha recalcado que todos estos cargos perciben sus retribuciones íntegras a través de sus nóminas, sin ningún otro tipo de complemento.

Así lo ha puesto de manifiesto la empresa pública en un comunicado después de que los representantes de los trabajadores hayan hecho público que se pagan sobresueldos al personal directivo y técnico con el consentimiento de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, por lo que no descartan acudir a la Fiscalía.

Según SFM, en la actualidad la empresa cuenta con tres directivos: un gerente que percibe 53.464 euros anuales, un director de Presupuestos que cobra 44.551 y un director de Recursos Humanos que también recibe esta última cantidad.

Es más, ha señalado que durante la presente legislatura, el Govern ha reducido el número de directivos en SFM, pasando de los cinco que había en el anterior mandato a los tres actuales. Más en concreto, se ha eliminado la figura del adjunto a Gerencia y del director de Relaciones Institucionales.

Una reducción que, según la empresa, supone, junto a la disminución de las retribuciones percibidas por los actuales directivos respecto a sus predecesores, un ahorro de 109.178 euros anuales para la empresa.

Es por ello que la dirección de SFM ha lamentado "profundamente" que desde el comité de empresa "se lancen acusaciones tan graves y que no se ajustan a la realidad, con el objetivo de confundir a la opinión pública y dañar la imagen de la empresa".

Tal y como ha incidido, se trata de acusaciones que, aunque "injustificables", es necesario contextualizarlas en el proceso de negociación del convenio colectivo que mantiene la empresa con los representantes de los trabajadores, y que debe finalizar con la homologación salarial del personal de la empresa con el resto de empleados del Govern.

Sin embargo, el personal de SFM ha indicado que tiene indicios "más que suficientes" de estos abonos irregulares cuando fue a pedir explicaciones a la Dirección de la empresa y que ésta contestó con un informe de la agencia de protección de datos, argumentando que no le podían facilitar la información.