Ambos se enzarzaron en una pelea con un joven después de celebrar juntos la Nochebuena en una vivienda de Zaragoza. La víctima, Mario A.O.K, quedó herida de gravedad al recibir once puñaladas en diferentes partes del cuerpo y varios golpes que provocaron traumatismos craneoencefálico y facial. Los presuntos autores fueron sorprendidos en los baños de un local comercial mientras uno de ellos pretendía cambiarse de ropa.