La capital cuenta con un suministro de agua barato y depurado. En una ciudad tan acostumbrada a que el agua casi no dé buenas noticias (decreto de sequía, bajo nivel de precipitaciones, etc.), el precio que pagamos cada año por abrir el grifo es el más bajo de toda la región, según un estudio presentado ayer por la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) que analiza la factura en 28 urbes españolas.

Una familia tipo (tres miembros) que consuma la media (10 metros cúbicos al mes) con un contador de 13 milímetros tiene que abonar en Málaga 8,7 euros al mes, es decir, 104 al año. Una cifra que en España asciende, de media, a 11,3 euros mensuales y 136,6 anuales. Pero el mayor ahorro viene dado por las viviendas que tengan un contador de 15 milímetros (menos corriente, pero instalado ya en algunos inmuebles) y consuman la media: en este supuesto se dejarán también 104 al año, mientras que en el global del país hay que pagar 152,8.

En las comparaciones con el resto de ciudades andaluzas, Málaga también sale beneficiada. Para los consumos medios, en Cádiz y Almería se pagan más de 14 euros y en el resto, menos en Granada (9,11), la tarifa supera los 10 euros. En cuanto a los altos (20 metros cúbicos mensuales), aquí la factura no llega a 20 euros (para ambos contadores), mientras que en Cádiz (25,53), Sevilla (25,85), Córdoba (29,04) o Huelva (21,97) es más cara. Y además, los malagueños pueden beneficiarse de bonificaciones para familias numerosas que no existen en todas las capitales.

Todas estas tarifas no incluyen el canon que consta en la factura del agua y que las administraciones incluyen para sufragar futuras infraestructuras. Esta sobretasa, que en Málaga supone 0,057 euros por metro cúbico consumido, sólo es más agradable para el bolsillo en Almería, donde actualmente no existe. Eso sí, la factura global (agua y canon) para un consumidor medio supone 9,3 euros mensuales por 16,5 de Cádiz o los 13,3 de Sevilla.

La más cara, Palma de Mallorca

Las tarifas del agua cambian en cada ciudad. Así, el consumo mensual de 10 metros cúbicos representa en Castellón  (Comunitat Valenciana) 5,02 euros ó 6,66 euros (en función de si el contador tiene 13 ó 15 milímetros), frente a los 24,46 que se cobran en Palma de Mallorca, la más cara. Sin embargo, cuando el consumo sube a los 20 metros cúbicos la ciudad donde más se paga es Alicante con 48,85 euros, frente a Castellón con 9,60 euros.