El sindicato Manos Limpias apunta a que la "amistad" del ministro de Justicia y exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, fue el móvil que llevó a la Fundación Madrid 2016 a donar 140.000 euros a la entidad sucesora del Instituto Nóos, por lo que ha pedido que se le impute como cooperador necesario de un delito de malversación, ya que de no haber sido por la anterior circunstancia no se hubiera firmado el convenio que dio pie al pago de los fondos públicos.

La acusación popular ha presentado un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que concreta sus alegaciones por las que ha solicitado la apertura de una pieza separada en el marco del caso Nóos con Gallardón como encausado, aseverando que la intención del entonces primer edil era la de promocionar "a toda costa" a Madrid como candidata de los Juegos Olímpicos de 2016.