La Diputación de Girona tiene doce asesores que cobran un total de 468.000 euros al año en su conjunto, ya que cada una de estas personas tiene una "retribución íntegra" de 39.000 euros anuales.

Según ha informado la Diputación de Girona después de la polémica surgida por el papel de estos asesores, la corporación provincial reparte estos doce asesores entre los seis del grupo de CiU, tres del PSC y tres más de ERC.

Estos cargos son "puestos de empleo de confianza de naturaleza eventual con la categoría de asesor", ha precisado el ente.

La Diputación ha dado a conocer estos datos a instancias de los medios de comunicación después que el jefe de Protocolo y presidente de la Junta de Personal, Josep Maria Amargant, denunciara irregularidades en el trabajo de estos asesores, a quienes acusaba de cobrar sin estar ni un solo día en la corporación.

Este jueves, el presidente de la Diputación de Girona, Joan Giraut (UDC), ha explicado en rueda de prensa el resultado de la resolución que ha hecho el departamento de recursos humanos en relación a las denuncias, que concluyen que las peticiones formuladas por Amargant "no son admisibles" en base a la actual legislación y que no ha habido irregularidades en el nombramiento ni las condiciones laborales de los asesores.

Las resoluciones especifican que Amargant "confunde" en sus denuncias diferentes regímenes jurídicos: el de personal directivo, el de personal eventual directivo y el de funcionarios.

Asimismo, Giraut ha retado al jefe de Protocolo de la corporación a hacer públicos en los medios de comunicación todos los "trapos sucios" que dice haber tapado durante todos los años que ha estado en el ente.

Consulta aquí más noticias de Girona.