El juzgado de lo mercantil de Albacete ha estipulado que los administradores de la empresa Socotherm, que se dedicaba al revestimiento de los tubos para conductos de gas y que cerró en Hellín en 2011 dejando en la calle a medio centenar de trabajadores, "urdieron una estrategia para hundir la empresa y luego comprarla a menor coste", ha dado a conocer el secretario provincial de la Federación de Industria de CCOO, Juan Antonio Cuevas.

La sentencia, ha comentado en rueda de prensa Cuevas, "declara culpables a Virgilio Ruiz y a Nicola Calvo de provocar el concurso de acreedores", y con ello "van a tener que responder con su patrimonio al 25 por ciento de la deuda", unido al hecho de que "se les inhabilita a ambos para ejercer la administración de bienes ajenos por un periodo de dos años".

"Estamos satisfechos porque hemos estado luchando mucho tiempo para que se depuraran responsabilidades porque se ha demostrado que tenían un plan que inició cuando firmaron una hipoteca con plazos imposibles de cumplir, y por eso hay interpuesta una demanda criminal contra los dos administradores y contra la prestamista", ha señalado

A ello ha añadido que al no poder pagar estos plazos, "forzaron el concurso de acreedores, con la intención de quedarse con la empresa a un precio más bajo cuando saliera a la subasta del concurso".

Para el secretario provincial de la Federación de Industria de CCOO se ha demostrado que la empresa tenía negocio al menos hasta 2018 y, prueba de ello, ha dicho que es que ha habido una empresa de Álava que se ha quedado con las instalaciones en la subasta del concurso. "Aunque aún no está en marcha, confiamos en que se retome la actividad", ha agregado.

Mientras, el responsable regional de la Federación de Industria de CCOO, Ángel León, ha denunciado que haya empresarios que se "aprovechen" de subvenciones y ayudas de la Administración para ejercer "malas prácticas" y ha hecho un llamamiento a las administraciones para que sean vigilantes de este tipo de ayudas.

Consulta aquí más noticias de Albacete.