El subdelegado del Gobierno central en Córdoba, Juan José Primo Jurado, ha presentado este jueves, acompañado de la concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Carmen Sousa, el Plan Operación Verano 2013 que pone en marcha el Ministerio del Interior en cada una de las provincias españolas y que en el caso concreto de la de Córdoba supondrá la participación de 614 efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

De manera específica, según ha detallado en rueda de prensa Primo Jurado, se incorporan a los servicios habituales de la Policía Nacional 135 funcionarios de todas las brigadas policiales, que actuarán en horario de mañana, tarde y noche. Por su parte, la Guardia Civil contará con el servicio de 479 agentes del Área de Seguridad Ciudadana. Policía e Instituto Armado actuarán de manera conjunta.

La Operación Verano 2013 se inició el pasado viernes 28 de junio y se extenderá hasta el 1 de septiembre y, según ha señalado el subdelegado, la totalidad de los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional destinados en Córdoba velarán, de manera directa o indirecta, por la seguridad de los ciudadanos y de los turistas, tanto en la capital como en los distintos municipios de la provincia. De este modo, se establecerá una fuerte presencia policial permanente en las zonas de alta concentración turística.

Los objetivos generales de este dispositivo son incrementar la seguridad ciudadana y transmitir sensación de seguridad, para tranquilidad de turistas y empresarios turísticos, y proporcionar una mayor eficacia en la atención a perjudicados por hechos delictivos.

Por su parte, este Plan Operación Verano se suma al dispositivo especial establecido por la Dirección General de Tráfico (DGT), que contará con 177 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la provincia, así como con 60 funcionarios del Centro de Gestión de Tráfico de Sevilla. Una operación que prevé 2.250.000 de desplazamientos por las carreteras cordobesas entre julio y agosto.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.