El Ministerio de Fomento ha finalizado las obras de emergencia realizadas en varios tramos de la Red de Carreteras del Estado en Murcia, donde se produjeron importantes daños como consecuencia de las inundaciones provocadas por las precipitaciones del 28 de septiembre de 2012.

Para la reparación de estos daños, el 8 de octubre del mismo año el Ministerio de Fomento declaró de emergencia diversas obras, cuyo importe ha sido 6,4 millones de euros.

Las obras realizadas han consistido en la reconstrucción de la estructura de la Rambla de Béjar y la de la estructura existente en la margen izquierda de la A-7 en el kilómetro 583,600, que cayó al cauce de la rambla.

Aunque el viaducto derruido se reconstruyó en tres meses y se puso en servicio a principios de enero, las obras de reparación del viaducto y su cauce han continuado posteriormente para aumentar su capacidad estructural frente a futuras avenidas.

Para ello, informa Fomento, se ha realizado un recalce de las cimentaciones superficiales de los vanos no colapsados ejecutando en cada apoyo un total de 12 pilotes de diámetro 800 hasta 12,50 metros de profundidad con sus correspondientes encepados, que garantizan un comportamiento óptimo ante problemas de socavación.

Finalmente, se ha procedido a la adecuación del cauce, restableciendo el estado original, protegiendo los márgenes con escollera y disponiendo de rastrillos transversales que permitan mantener su perfil hidráulico.

Igualmente, las lluvias produjeron unos arrastres de material muy importantes que ocasionaron una gran erosión en el cauce a su paso por la autovía A-7, especialmente en la Rambla de Lébor, situada en el kilómetro 617,200, donde la erosión eliminó la protección existente de las pilas de la estructura.

Las actuaciones realizadas consistieron en una restauración del perfil del cauce, la construcción de unos muros de escollera hormigonada al pie de las pilas para su protección y la ejecución de un rastrillo transversal de hormigón en el cauce, aguas abajo de la estructura para evitar futuras erosiones en el mismo.

Debido a la fuerza de los arrastres, se produjeron cortes de carretera en diversos puntos de la RCE, que obligaron incluso al corte de carriles en la red principal.

Los trabajos de rehabilitación consistieron en la limpieza de aterramientos, la reconstrucción de las cunetas y sistemas de drenaje, la construcción de nuevos muros de contención y la repavimentación de varios tramos dañados.

Entre los tramos más afectados se encuentran la N 342a en Puerto Lumbreras y el enlace de Góñar junto al límite con la provincia de Almería.

En las inmediaciones del túnel de Alcantarilla discurre una rambla local cuya escorrentía se ve condicionada por la vía del ferrocarril de Lorca.

Con las obras de emergencia se han reparado los daños sufridos en los paramentos del túnel, se han construido cunetas de drenaje de capacidad suficiente para evacuar las aguas de lluvia, se ha ampliado la cántara de recogida de agua y se ha incrementado la potencia de las bombas para evitar la formación de charcos en el interior del túnel.

Consulta aquí más noticias de Murcia.