Los directores de tres centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han recibido este jueves el galardón de excelencia científica Severo Ochoa que promueve el Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, y que promueve la investigación de excelencia que se realiza en España en cualquiera de los campos de la ciencia y les asigna a los seleccionados cuatro millones de euros para potenciar el centro.

Según un comunicado del CSIC Andalucía, sito en Sevilla, los directores de la Estación Biológica de Doñana, el Instituto de Tecnología Química y el Instituto de Física Teórica, los tres centros del CSIC distinguidos, han recibido el premio junto a los representantes de los otros dos galardonados: el Centro de Regulación Genómica y el Instituto de Física de Altas Energías.

El procedimiento de selección se ha basado en "las mejores prácticas internacionales". La evaluación y selección se ha llevado a cabo por un comité científico independiente formado por científicos activos de prestigio internacional.

En la ceremonia, celebrada en la sede de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, han intervenido, entre otros, la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo. También ha contado con la asistencia de la subdirectora general de Planificación y Seguimiento, Clara Eugenia García.

En su intervención, Lora-Tamayo ha destacado que "en estos difíciles momentos, estos reconocimientos tienen aún más interés, ya que suponen un espaldarazo a los investigadores de estos centros, por la calidad de su labor, y les recuerda que están al más alto nivel, que su trabajo es excelente y está a la vanguardia".

El director científico del Instituto de Física Teórica, Luis Ibáñez, ha subrayado la importancia del premio como reconocimiento internacional. "El galardón es muy importante para nosotros ya que con él parece que culmina el gran esfuerzo llevado a cabo por el CSIC para unir en un mismo edificio los proyectos científicos de nuestro instituto y de nuestros colegas de matemáticas, que obtuvieron esta misma distinción en la edición anterior. En poco tiempo nos hemos convertido en un centro de referencia en Europa, y esperamos que este reconocimiento y la inversión que conlleva signifique un impulso más para el avance de la ciencia", ha subrayado.

Por su parte, el director de la Estación Biológica de Doñana, Juan José Negro, ha hecho hincapié en que hace 50 años el trabajo que se hacía en Doñana era observacional, "con una libreta y los prismáticos". Si bien, ha resaltado que, hoy en día, el trabajo va "más allá". "Eso sí, lo único que no cambia es nuestro servicio a la sociedad, dirigido a estudiar el medio ambiente y a conservar la biodiversidad. Así que estamos muy agradecidos por recibir un apoyo oficial a este reto social que nos hemos marcado como objetivo y que destaca el trabajo de los investigadores del CSIC", ha señalado.

Asimismo, el director científico del Instituto de Tecnología Química, Avelino Corma, ha insistido en que este galardón va a permitir establecer un proyecto que aúne distintos grupos del instituto con un objetivo común: diseñar catalizadores y fotocatalizadores de reconocimiento molecular. "El instituto obtiene recursos de las empresas al realizar proyectos industriales, muy dirigidos a un objetivo concreto, que pretenden solucionar un problema a corto o medio plazo. Este programa nos permitirá atacar proyectos de conocimiento más básico", ha indicado.

El programa Centros de Excelencia Severo Ochoa está dirigido a aquellos centros y unidades ya existentes que realizan y ejecutan investigación básica de frontera y se encuentran entre los mejores del mundo en sus respectivas áreas.

Los distinguidos del csic

La Estación Biológica de Doñana desarrolla una investigación multidisciplinar al más alto nivel, dirigida a la comprensión, desde un punto de vista evolutivo, de la forma en que se genera la biodiversidad, la manera en que se mantiene y deteriora, además de las consecuencias de su pérdida y de las posibilidades de su conservación y restauración.

En cuanto al Instituto de Tecnología Química (centro mixto del CSIC y la Universitat Politècnica de València), comenzó su andadura en 1990 de la mano de Avelino Corma y actualmente está dirigido por Miguel Ángel Miranda. Realiza su investigación en el campo de la catálisis, los nuevos materiales y la fotoquímica.

El Instituto de Física Teórica (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid) tiene como objetivos el desarrollo de la investigación científica de calidad en el área de la física teórica, así como la participación en la formación de jóvenes investigadores y profesionales en la transmisión de conocimiento a la sociedad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.