El consejero de Economía y Empleo de la Junta, Tomás Villanueva, ha desligado la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por parte de Grupo Lince con un supuesto retraso en el pago de las ayudas que la Administración regional para cubrir parte de los salarios de sus empleados, circunstancia esta última que, además, ha negado tras asegurar que precisamente 2103 se ha caracterizado por una gran agilidad en la tramitación administrativa de estas ayudas.

Villanueva, que ha presidido hoy en Arroyo de la Encomienda la entrega de los VII Premios al Cooperativismo y la Economía Social de Castilla y León, ha atribuido la situación de Grupo Lince a "problemas económicos" derivados de la actual situación y ha precisado que la participación de la Junta se limita a las ayudas que, en el marco de las Políticas Activas de Empleo, concede anualmente para costear parte de los salarios de los empleados de los cerca de 190 centros especiales de empleo existentes en el territorio autonómico.

"No está justificado, porque no es cierto, alegar que el ERE es por un retraso en el pago de ayudas por importe de 1 millón de euros", ha censurado Villanueva, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha asegurado que la Junta está "al día" en los pagos a fecha de marzo del presente año y que en el caso de los meses restantes se está en fase de justificación y validación administrativa de esas subvenciones.

En este sentido, el consejero ha advertido de que en otras CC.AA. hay retrasos de entre uno y dos años en el pago de estas ayudas y ha subrayado el gran esfuerzo que la Junta de Castilla y León realiza para sufragar parte de los costes salariales de empleados con alguna discapacidad —buena parte de los trabajadores de Grupo Lince cuentan con discapacidad intelectual—.

Como ejemplo de ello, ha incidido en que en 2012 los 15 millones aportados para este fin por el Estado hasta el mes de agosto fueron complementados por la Junta con otros 2.300.000 euros y que en el presente ejercicio los 16.200.000 euros recibidos de la Administración central contarán con el añadido de otros 1,5 millones para atender todas las necesidades que se presenten este año.

Pero además, Villanueva, quien ha abogado por buscar un nuevo modelo de gestión de los centros especiales de empleo, ha apuntado que gracias a la "mediación" de su departamento, fruto de distintas reuniones con la parte empresarial y social, se ha conseguido que el ERE planteado por Grupo Lince no sea de carácter extintivo sino suspensivo y de reducción de jornada por falta de actividad económica.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.