La alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, ha supervisado las tareas de retirada de una rama de 20 metros y 400 kilos de peso de un árbol podrido en la entrada del Parque de Gasset, que se desplomó en la noche de este jueves sin que se produjera ningún incidente grave.

El motivo de la caída de esta rama ha sido un problema de pudrimiento que presenta este árbol centenario que data de los orígenes del propio Parque de Gasset, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Por ello, y porque debido al desprendimiento de la rama el árbol se queda actualmente en una situación de desequilibrio que puede resultar peligrosa para los viandantes y los coches, se ha acordonado la zona y se va a cortar un carril de la Ronda por motivos de seguridad.

La alcaldesa ha manifestado que se está elaborando por parte de los técnicos municipales de parques y jardines un informe sobre el estado del árbol, y en función de los resultados que arroje el mismo se tomará la decisión más conveniente.