El subdirector de Gestión y Evaluación de Resultados del SAS, José Manuel Galiana, ha puntualizado que, pese a las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de activar este mismo jueves la alerta naranja por riesgo de altas temperaturas en la provincia de Córdoba y la alerta amarilla, por el mismo motivo, en las provincias de Huelva, Sevilla y Jaén; la alerta sanitaria que también dispone el 'Plan Andaluz de Prevención contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud', permanece aún en fase verde o de alerta sanitaria cero.

En declaraciones a Europa Press, Galiana ha señalado, con todo, que el Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA) "está perfectamente preparado" para hacer frente a posibles contingencias sanitarias derivadas de la canícula, gracias a la labor "de nuestros profesionales de atención primaria, los dispositivos de urgencias y de servicios como el de Salud Responde".

"El sistema está preparado para afrontar golpes de calor o agravamiento de patologías de base como consecuencia de las altas temperaturas", ha subrayado este experto del SAS, quien ha insistido, pese a todo, que en lo que al plan sanitario contra las altas temperaturas "estamos aún fase verde".

"A día de hoy, no tenemos previsiones objetivas de ningún tipo para activar una posible alerta sanitaria por calor en los próximos cinco o seis días, ya que, las previsiones que nos está dando la AEMET, son que las temperaturas estarán rondado los 38,7 grados (y hasta 40) de máxima y los entre 22 y 23 grados de mínima, por lo que no se sobrepasaría el umbral del sueño, que se fija a partir de 25 a 26 grados", ha explicado.

"Por tanto, ahora mismo no hay previsiones de que se superen de forma continuada las temperaturas umbrales que tenemos establecidas en nuestro plan sanitario por altas temperaturas", ha recalcado este experto, quien ha transmitido así un mensaje de "tranquilidad", aunque, si el nivel de alerta cambiara para estos días, "se comunicaría de forma inmediata como siempre".

Predicciones y niveles

De hecho, este plan sanitario andaluz contra los efectos del calor se basa en la predicción de las temperaturas que alcanzarán en las diferentes provincias a lo largo del verano, según la información facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología. La información es, por tanto, predictiva, pues se refiere al día en vigor y a los cuatro siguientes, y permite establecer diversos niveles de alerta sanitaria.

Así, el nivel verde o cero se activa en una provincia cuando no se prevé que se superen durante cinco días consecutivos las temperaturas umbrales máximas y mínimas. El nivel amarillo o uno, cuando se prevé la superación de las temperaturas umbrales máximas y mínimas durante 1 ó 2 días seguidos.

Por su parte, el nivel naranja o dos de alerta, se activa si la previsión es de superación de las temperaturas umbrales máximas y mínimas durante tres o cuatro días seguidos. Finalmente, el nivel rojo o tres se activa cuando se prevé la superación de temperaturas umbrales máximas y mínimas durante cinco o más días seguidos.

Además, para las activaciones de las alertas deben superarse las temperaturas umbrales máximas y mínimas de forma simultánea. Para ello, se tienen en cuenta las previsiones de temperaturas aportadas por la Agencia de Meteorología, por lo que una alerta puede quedar desactivada al no cumplirse la previsión inicial.

Galiana también ha recordado extremar la precaución entre la población más vulnerable, "como ancianos, polimedicados, embarazadas, niños, personas con demencias o con enfermedades crónicas complejas", hidratarse adecuadamente, llevar ropa cómoda y evitar realizar, en la medida de lo posible, grandes esfuerzos o realizar deporte en las horas centrales del día.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.