La titular del juzgado número dos de Elche (Alicante) ha acordado libertad provisional para la madre que presuntamente vendió a su hijo recién nacido en 2011, así como para el matrimonio que supuestamente lo compró, si bien todos ellos están imputados por un delito relacionado la alteración de la paternidad, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat valenciana (TSJCV).

En cuanto al pequeño, la Generalitat Valenciana ha asumido su tutela, y actualmente se encuentra en un centro de protección de menores del Gobierno autonómico, según han informado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Bienestar Social.

El arresto de estas tres personas, así como de un abogado que presuntamente asesoró al matrimonio, se produjo entre el pasado 1 de julio y este pasado miércoles, por un presunto delito de alteración de la paternidad. Según el relato policial, la pareja aprovechó el embarazo de una mujer conocida por ellos que tenía problemas de consumo de alcohol y de sustancias estupefacientes, y a la que habían retirado la custodia de otros cinco hijos, para entablar "negociación" con ella.

Tras el nacimiento del bebé, el hombre del matrimonio reconoció al niño como hijo biológico y se iniciaron los trámites legales de adopción, argumentado éste que era un hijo fruto de una relación extramatrimonial con la verdadera madre del pequeño. Según la Policía, fueron asesorados por un abogado aportado por el matrimonio, que estuvo presente en las citas que las partes tuvieron para acordar los extremos de la adopción.

Consulta aquí más noticias de Alicante.