El Gobierno de España ha explicado que en el apresamiento del pesquero gallego 'Piscator' por la Armada de Argentina se ha producido "por un error de apreciación", por cuanto el buque se encontraba "a ocho millas al exterior de la línea que delimita la zona económica exclusiva de Argentina y pescaba legalmente en aguas internacionales".

Según informa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), el buque de bandera española 'Piscator' fue apresado el pasado 1 de julio por un guardacostas de la Armada de la República de Argentina mientras realizaba labores de pesca en aguas internacionales.

El buque español, "que contaba con todos los permisos necesarios", según ha precisado el Ministerio, había partido el 15 de junio del puerto de Montevideo y había llegado pocos días antes a su caladero.

Según los datos del Centro de Seguimiento Pesquero de la Secretaria General de Pesca, en el momento del apresamiento, el 'Piscator' se encontraba "a ocho millas al exterior de la línea que delimita la zona exclusiva de Argentina".

En consecuencia y conforme a la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, "el órgano competente para realizar un apresamiento en aguas internacionales corresponde al Estado del pabellón del buque", matiza el Magrama.

El 'Piscator' y su tripulación se encuentran, según destaca el Ministerio, en Puerto Madryn, donde fue conducido por la autoridades argentinas.

Solución próxima

El cónsul general de España en Bahía Blanca se desplazó el 3 de julio hasta el mencionado puerto para prestar la asistencia consular a la tripulación española, verificar el trato que reciben y facilitar las negociaciones entre las partes involucradas en el apresamiento.

Las autoridades españolas esperan que la situación "pueda solucionarse en las próximas horas" y el buque 'Piscator' continúe con sus labores de pesca "a la mayor brevedad posible".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.