El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha pedido este jueves la "máxima moderación" y "respeto" a las decisiones judiciales en relación con las críticas que desde el PSOE se están realizando a la juez que instruye el caso de los ERE fraudulentos, Mercedes Alaya, después de que imputara en la causa exconsejera de Economía andaluza y exministra de Fomento, Magdalena Álvarez, y a otros cargos y excargos de la administración andaluza.

Tras la toma de posesión del nuevo fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo Rodríguez, el fiscal general ha señalado sobre estas críticas que él respeta "extraordinariamente" la libertad de expresión y aún más cuando ésta la ejercen los políticos. "Pero debo pedir respeto a las decisiones judiciales, cosa que he hecho en todo momento tanto como cuando son favorables como cuando son desfavorable", ha añadido.

Torres-Dulce ha afirmado que entiende "perfectamente" que los partidos políticos y las partes en un proceso puedan expresarse, "pero pediría la máxima moderación y no desapoderar instituciones tan básicas para el estado de derecho como es el ejercicio de la función judicial o la del Ministerio Fiscal".

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, consideró este miércoles chocante" la coincidencia en el tiempo del auto de la juez Alaya con "hechos importantes" acaecidos en el partido en Andalucía, como es la próxima celebración de primarias.

La dirigentes socialista subrayó que no pretendía "ni mucho menos", acusar de "prevaricación" a Alaya, sino simplemente exponer que sus autos "coinciden siempre" con "hechos relevantes" en la agenda política de los socialistas andaluces.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.