El secretario general del PSPV en la provincia de Alicante, David Cerdán, ha abogado por el diálogo para llegar a "acuerdos" y solucionar la situación del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de la capital, donde cinco de sus ocho concejales acordaron este pasado miércoles cambiar las portavocías.

Cerdán se ha expresado en estos términos a los periodistas este jueves antes de asistir en calidad de diputado a la sesión plenaria de la Diputación de Alicante, preguntado por la situación del partido en el grupo municipal después de que cinco de los ocho ediles en el consistorio situaran a María José Adsuar y a Alejandro Parodi como portavoz y portavoz adjunto, en sustitución de Miguel Ull y Manuel Marín, respectivamente.

Así, Cerdán ha señalado este jueves que es "necesario" que las partes se "sienten" a dialogar, así como "dejar la solicitud de expedientes encima de la mesa", al tiempo que se ha mostrado partidario de "llegar a acuerdos".

"Es verdad que hay soluciones que se han tomado de manera equivocada, saltándose la normativa, el reglamento y las directrices del partido, y que eso tenga una sanción, pero si hay un acuerdo esa sanción podría ser mínima, podría ser un apercibimiento o económica, hay mucho margen de entendimiento, porque al final todos cabalgamos en una misma ideología, que es la socialista obrera. Si eso es verdad, no hay otra salida útil para la ciudadanía que sentarse y llegar a un acuerdo", ha subrayado.

Interpelado por otras posibles soluciones, ha afirmado que la Ejecutiva Provincial "insiste en la misma idea", la de "evitar la ruptura del partido y del grupo en la ciudad", algo que, tal y como ha resaltado, "exige consenso, sentido común y capacidad de diálogo". "No creo que la solución sea la ruptura, no creo que la decisión se resuelva con expedientes y con sanciones, y evitando cualquier amago de diálogo", ha recalcado.

Intereses de los ciudadanos

"Creo que se puede arreglar si nos sentamos en una mesa, si todos estamos convencidos de que se puede solucionar, si creamos unas bases de cohabitación y trabajo ordenadas, si podemos subsistir de una manera útil y práctica, y teniendo en cuenta los intereses de los ciudadanos, que creo que a las dos partes en conflicto se les está olvidando", ha apuntado.

En este sentido, ha incidido en que si las partes piensan que "aquí todos están", en alusión a los cargos orgánicos y los cargos institucionales de la ciudad, "para defender a los ciudadanos, y defenderlos de las malas políticas del PP", se llegará "a un principio de acuerdo, que dará lo mejor que tiene el PSOE para la sociedad, que es mucho". "Otras opciones sigo insistiendo en que no son soluciones, sino un problema mayor", ha enfatizado.

Finalmente, ante la posibilidad de crear una gestora, ha manifestado que "es una solución que está ahí", al igual que la disolución de la agrupación, si bien ha hecho hincapié en que "por encima de todas ellas está la de llegar a un acuerdo definitivo de cómo trabajamos, de cómo hacemos política y de cómo defendemos a los ciudadanos".

Moción de eu

Uno de los motivos del conflicto fue la votación de una moción presentada por EU en el último pleno para solicitar a Conselleria la devolución del expediente completo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad, bajo investigación dentro del 'caso Brugal', y rehacerlo, en la que Ull y la concejal Loles Fernández votaron en contra, junto al PP, mientras que Elena Martín, Gabriel Moreno, Alejandro Parodi y Adsuar —quienes, junto a Ana Paula Cid, han acordado el cambio— se abstuvieron.

Estas posiciones en el pleno provocaron que la ejecutiva local del PSPV alicantino acordara el pasado viernes, por unanimidad, solicitar la expulsión provisional de las filas para Martín y Moreno por romper la disciplina de voto durante la sesión plenaria, al tiempo que se decidió abrir a ambos un expediente disciplinario por "faltas muy graves", medida ésta última adoptada también para Adsuar y Parodi.

Consulta aquí más noticias de Alicante.