El consejero de Economía y Empleo de Castilla y León, Tomás Villanueva, se ha mostrado hoy esperanzado sobre la posibilidad de que el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña, previsto para este sábado, no sea irreversible y, al respecto, ha supeditado la continuidad de las instalaciones a que el Gobierno central "flexibilice rigideces" si las razones exclusivas para la clausura son económicas y no de seguridad nuclear.

A la espera de la aprobación del decreto de cierre por parte del Ejecutivo central, Villanueva, que hoy ha presidido la entrega de los VII Premios al Cooperativismo y la Economía Social de Castilla y León, recuerda que la solicitud de prórroga solicitada por Nuclenor no ha podido ser resuelta en plazo y por ello ha instado al Gobierno a que arbitre algún "mecanismo jurídico y administrativo" para atender tal petición, aun cuando llegue a posteriori de la orden de clausura.

Para ello, el consejero económico, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha insistido en que el departamento de José Manuel Soria debe flexibilizar su postura a fin de "aliviar" las razones económicas esgrimidas por Nuclenor para que la propietaria de las instalaciones "entienda que el proyecto tiene viabilidad empresarial".

Así, Villanueva ha aprovechado para lanzar un mensaje de ánimo y de esperanza tanto a los trabajadores de la planta como a la zona en la que se asienta, confiado aún en las posibilidades de que el cierre no sea definitivo porque una medida así, "además del impacto económico que tendría, representa 466 megavatios menos desde el punto de vista energético".

Tranquilidad sobre las ayudas a renault

Por otro lado, el titular de Economía y Empleo se ha mostrado también tranquilo respecto a la política de ayudas e incentivos regionales concedidos a Renault por parte de las administraciones central y autonómica, en respuesta a la investigación que la Unión Europea tiene previsto abrir sobre distintas ayudas concedidas por el Gobierno de Eslovenia a una planta de la multinacional del rombo en aquel país.

Villanueva ha recordado que se trata de un sector regulado y con unas claras limitaciones que han sido siempre respetadas en Castilla y León de forma "exquisita", sin que hasta la fecha la política de colaboración entre el Ejecutivo autonómico y Renault se haya traducido en la apertura de expediente alguno por parte de la UE.

"No tenemos ninguna preocupación porque Renault siempre ha sido exquisita en sus planteamientos y la Junta cuenta con unos profesionales de gran experiencia cuyos expedientes son luego remitidos al Gobierno central", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.