El presidente del Grupo Zamakona, Pedro Garaygordobil, ha afirmado que solo "con presión política" se podrá hacer modificar la posición del comisario europeo, Joaquín Almunia, sobre la devolución de las ayudas del 'tax lease' y ha denunciado que el representante de la UE busca "cargarse" la construcción naval española.

Estas manifestaciones han sido realizadas tras la reunión que han mantenido Gobierno vasco, el Foro Marítimo Vasco, representantes de navieros y astilleros y miembros de los comités de los cinco astilleros vascos afectados.

Al término del encuentro, el presidente del Grupo Zamakona, Pedro Garaygordobil, ha destacado que ha visto "fabulosamente bien" la actitud de la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, que tiene las cosas "clarísimas", mientras que ha denunciado la actitud de Almunia, que, en su opinión, pretende "tapar más todas las barbaridades que ha hecho".

Ante su petición para que se presenten nuevos argumentos, le ha instado a que concrete qué es lo que sería preciso, pero ha señalado que "no se puede aportar documentación para fortalecer la presentada en 24 horas cuando se ha tirado dos años paseando el capote".

A su juicio, lo que va a valer es "la presión política" porque "cómo se va a arreglar el tema de dos años con 4.000 abogados por el medio en cuatro minutos tomándose un café". "Es imposible hasta que alguien le diga hasta aquí has llegado", ha apuntado.

Garaygordobil ha asegurado que Almunia "ve margen siempre" porque quiere "salirse con la suya y la suya es cargarse la construcción naval española en beneficio de los holandeses, de Polonia y de Turquía". El presidente de Zamakona ha indicado que, en todo caso, se muestra "optimista". "Creo que ésta vamos a ganarla", ha añadido.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de astilleros Zamakona, José Luis Valdizán, ha afirmado que la reunión ha sido "interesante" y ha destacado que la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, se "quiere implicar al más máximo nivel", junto con el lehendakari, para intentar "convencer" al comisario europeo de que el "problema es muy grave y muy gordo" para el empleo.

El portavoz de los comités ha indicado que quieren tener "más esperanza de la que se puede tener" en una persona que "lleva dos años engañando a todo el mundo". En todo caso, ha señalado que las movilizaciones y el "ruido" que se ha hecho desde la "unidad" parece que "va a hacer que este señor se haya replanteado un poco" su decisión. No obstante, ha reconocido que tampoco tienen "mucha confianza" en él.

Según ha manifestado, existe "mucha preocupación" porque se está hablando de "muchos" puestos de trabajo y porque los astilleros como el de Zamakona están "perdiendo" unos contratos. "Ya llevamos perdidos 500 millones de euros y hay otros 250 millones ahora mismo en juego que no le vemos mucho futuro si esto no se arregla", ha añadido.

Asimismo, ha indicado que la situación podría ser "nefasta" para municipios como Sestao que podría pasar de un paro del 30 al 35 por ciento si se suman al desempleo trabajadores dependientes del astillero.

Por otra parte, ha recordado que la próxima semana se llevarán a cabo diversas movilizaciones, el día 9 en Gipuzkoa, y el día 11 una marcha entre Sestao y Santurtzi, donde se leerá un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.