La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha mantenido una reunión con los presidentes de las mutuas las mutuas Solimat y Fremap, Ángel Nicolás, y Mariano de Diego, respectivamente, con el fin de conocer las líneas básicas del convenio firmado por ambas entidades y los beneficios que conllevarán para los trabajadores y las empresas de la región que estén asociadas a estas mutuas.

Tal y como Nicolás y de Diego han trasladado a la presidenta, en virtud de este acuerdo, desde el pasado 1 de julio, los trabajadores protegidos por ambas mutuas se benefician de una ampliación de su cobertura sanitaria, ya que en aquellas poblaciones en las que su mutua no disponga de centros propios, podrán recibir la prestación sanitaria que ofrece la otra entidad sin ningún tipo de trámite adicional para los mutualistas, ha informado la Junta en nota de prensa.

De esta forma, se ponen a disposición de los trabajadores y autónomos adheridos a una y otra mutua más de 200 centros en toda España y concretamente, en Castilla-La Mancha, la red de Solimat se incrementa con 13 centros asistenciales más y mejor repartidos por nuestro territorio.

Además, Solimat, como mutua de Castilla-La Mancha, gracias a la firma de este convenio, podrá ofrecer a todos sus trabajadores protegidos una amplia red asistencial, no solo en nuestra comunidad autónoma sino en todo el territorio nacional ya que Fremap posee la mayor red de centros en toda la geografía española.

Con ello se evitan desplazamientos para recibir asistencia sanitaria y se amplía la red de profesionales que atienden a los trabajadores que, además, optarán a mayores avances tecnológicos y mejores técnicas sanitarias y quirúrgicas durante su proceso de recuperación.

Asimismo, el Sistema de Seguridad Social también se beneficiará de este convenio porque se facilitará la atención sanitaria a los trabajadores con los medios propios de los que disponen las dos entidades, optimizando con ello la gestión de recursos públicos.

Tal y como ambos presidentes han explicado la presidenta Cospedal, el acuerdo conlleva otras ventajas como el aumento del control del absentismo laboral y el incremento de la prevención, algo que influye en la reducción de la siniestralidad con el consiguiente ahorro del coste económico y del coste social, consecuencia de la reducción de la siniestralidad.

Consulta aquí más noticias de Toledo.