El grupo parlamentario socialista ha presentado una Proposición de Ley en la que se plantea la bonificación fiscal del Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados para los casos de renegociación de las hipotecas y evitar así los desahucios.

La portavoz socialista, Francina Armengol, y el diputado Antoni Diéguez han comparecido en rueda de prensa para explicar los detalles de la iniciativa parlamentaria sobre impuestos que "impide que nadie tenga que abandonar su domicilio", una vez que haya un acuerdo entre las entidades bancarias y los deudores, tales como la dacción de pago o alquiler social, o la renegociación de créditos o prestamos hipotecarios.

Se trata de evitar la carga económica que representa para las personas que pasan por problemas económicos tener que hacer frente al pago de estos tributos, y más teniendo en cuenta que su situación es ya de por sí dramática, ha remarcado Diéguez.

En concreto, el Impuesto de Transmisiones, que grava la compraventa de vivienda de segunda mano o sucesivas, representa un 7% del valor del inmueble, lo que representa el pago medio de entre 7.000 u 8.000 euros, para el caso de una vivienda de un coste de unos 200.000 euros, según los cálculos realizados por el diputado socialista.

Por su parte, el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, que tiene un tipo del 1%, supone otro gasto añadido al deudor de unos 2.000 euros, dependiendo del importe de la hipoteca.

Con todo, la bonificación del cien por cien de estos dos tributos los tendría que asumir la Administración autonómica, al tratarse de impuestos que están trasmitidos a las Comunidades Autónomas, ha precisado Diéguez.