El rey Juan Carlos
El rey Juan Carlos con una muleta, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El rey ha asegurado que "España cuenta con todas las fortalezas para vencer las dificultades", algo que en su opinión "está en nuestras manos conseguirlo", aunque para ello, ha advertido, "es necesario actuar unidos, construir consensos, superar las diferencias y sumar iniciativas".

Don Juan Carlos ha lanzado este mensaje en favor del diálogo en un discurso pronunciado ante la comisión permanente del Consejo Económico y Social (CES), una institución, ha dicho, que en su papel de "auténtica escuela de diálogo, razón y tolerancia" es "fundamental" en la tarea para fomentar los consensos.

La conversación del Monarca con los agentes sociales representados en el CES, un acto celebrado a puerta cerrada en el que también ha estado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se ha centrado en la situación económica actual, así como en temas relacionados con el mundo de la empresa y del trabajo.

"Juntos llegamos más lejos", ha dicho en una intervención en la que ha hecho varias alusiones a la conveniencia de buscar acuerdos porque "el espíritu de consenso explica en gran medida el progreso logrado por nuestro país en los últimos decenios".

Juntos llegamos más lejos

Un periodo, ha dicho, en el que el país "ha avanzado mucho en todos los órdenes habiendo alcanzado unos elevados niveles de desarrollo".

"Estos logros se explican no sólo por la voluntad de diálogo, sino también por la existencia de una arquitectura institucional que ha permitido potenciarlo, canalizando la participación y tendiendo puentes para unir a los españoles", ha añadido.

A juicio de don Juan Carlos, se viven "tiempos decisivos para acordar soluciones que permitan crecer y crear empleo, para ofrecer oportunidades a los jóvenes y a los desempleados, que son el rostro más amargo de la crisis, para preservar la cohesión social y para consolidar los logros alcanzados durante este tiempo".

El Consejo Económico y Social, ha continuado, permite avanzar en esa dirección y con ello se da respuesta al mandato constitucional de promover y favorecer la participación de los ciudadanos en la vida económica y social, y de "canalizar institucionalmente la justificada aspiración de los agentes económicos y sociales de que se tomen en consideración sus planteamientos e intereses legítimos".

"Esta institución realiza su trabajo con una visión que supera la del corto plazo, impulsando el entendimiento, procurando diagnósticos compartidos y avanzando propuestas concertadas", ha afirmado el rey Juan Carlos.

"El valor del trabajo"

Y ha apostillado: "No cabe duda de que desde este Consejo se reivindica con fuerza el valor trabajo y las virtudes que habitualmente lo han acompañado: esfuerzo, disciplina, compañerismo y solidaridad".

A principios del mes de junio, Marcos Peña presentó las conclusiones de la memoria socioeconómica y política del CES correspondiente a 2012 y pidió un mayor entendimiento político y un reforzamiento de las instituciones para que haya un reparto equitativo de los sacrificios ante la crisis económica.

El CES es un órgano consultivo del Gobierno en materia socioeconómica y laboral, en el que están representados los sindicatos, las patronales y las organizaciones de consumidores.

El Consejo está compuesto por un presidente y 60 consejeros más: veinte en representación de los sindicatos, otros veinte designados por las organizaciones patronales, tres por organizaciones agrarias, tres por el sector marítimo y pesquero, cuatro por el Consejo de Consumidores y Usuarios, cuatro por las asociaciones de cooperativas y sociedades laborales y seis expertos nombrados por el Gobierno.

Entre otras funciones, el CES emite dictámenes preceptivos sobre los anteproyectos de leyes del Estado, proyectos de reales decretos legislativos que regulen las políticas socioeconómicas y laborales y proyectos de reales decretos que el Gobierno considere con especial trascendencia en este ámbito.