El director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), Antonio Luis Andreu, cree que, "a priori", la privatización de los hospitales no tendrá efectos sobre la capacidad de I+D de estos centros.

Así lo ha asegurado este jueves en una rueda de prensa en Santander, celebrada en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que ha afirmado que la actividad de I+D que realizan los hospitales "no va a depender tanto" de la estructura de gestión como de la decisión de los investigadores y profesionales de los equipos de trabajo de estos centros.

Aunque ha considerado que es "prematuro" aventurar qué efectos puede tener la privatización de la gestión en el I+D de los hospitales y cree que "habrá que verlo" y sería "muy relevante" estudiarlo, ha señalado que en aquellos centros que están cambiando su estructura de gestión y privatizándose sus equipos de investigación continúan con sus planes de trabajo sin que, "de momento" se hay observado "ninguna alteración significativa".

Además, ha resaltado que aquellos hospitales que están privatizando su gestión, como varios de la Comunidad de Madrid, son aquellos "con menor capacidad" de I+D y es en los grandes hospitales que se mantienen como públicos donde está la masa investigadora.

En la rueda de prensa, en la que ha estado acompañado de Francisco Galo Peralta, director del Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla (IFIMAV), Andreu ha defendido que "sin I+D no hay futuro" y, por ello, ha considerado que hay que "alzar la voz" para defender su importancia.

Medicina personalizada

A preguntas de los periodistas sobre las últimas líneas de investigación y actuación "más relevantes" en el ámbito sanitario, el director del Instituto de Salud Carlos III, Andreu ha apuntado hacia la denominada "medicina personalizada".

Ha señalado que, en este campo, hay ya alguna iniciativa "en cartera" y en los "próximos meses" y el año que viene se dará, a su juicio, un "impulso".

Tras resaltar que ya se están dando pasos en ámbitos como la oncología médica, Andreu ha opinado que el "cambio" que supone para el profesional médico pasar de pensar que está tratando una enfermedad a ver que lo que se está tratando no es a la enfermedad sino a pacientes específicos que la tienen es, a su juicio, "la gran revolción que nos espera en la medicina del siglo XXI".

Andreu, que participa en el curso de la UIMP 'La investigación en salud en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación' que organiza el ISCIII en colaboración con el IFIMAV, ha opinado que España está "preparada" y es el "momento preciso" para ese "salto" que está "a punto" de dar.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.