La Policía y los Mossos d’Esquadra han acabado con el jugoso negocio de un polaco y una peruana que vendían Cytotec, un protector estomacal que se utiliza entre la población inmigrante como abortivo y que tiene peligrosas consecuencias. Las ventas de la pareja funcionaban a través de Internet y dejaban ganancias considerables.

Indicado para la úlcera

El Cytotec, tal como informó en exclusiva 20 minutos el pasado 3 de marzo, es un medicamento indicado para el tratamiento de úlceras que también puede producir abortos si se consume durante el embarazo. Su uso ha ido en aumento en los últimos años entre la población latinoamericana, y en algunos locutorios de Ciudad Lineal se consigue a 20 euros, aunque en las farmacias cuesta 10,49.

Michael L., de Polonia, y Priscila Mery L. B., de Perú, vendían el Cytotec a 115 euros con los gastos de envío incluidos. Los Mossos d’Esquadra les seguían la pista a través de Internet desde el pasado 14 de diciembre, alertados por un ciudadano que les envió por correo la dirección de la página web donde se ofertaba el producto. Tras solicitar y recibir las pastillas, los agentes de Barcelona iniciaron una operación conjunta con Madrid hasta dar con la pareja el pasado jueves. Priscila tiene causas pendientes por hurto. 

El Cytotec puede provocar hemorragias o que se rompa el útero. Si no hay aborto, los bebés pueden sufrir malformaciones.