Santiago Moraleda, el vecino de Villacañas (Toledo) que el pasado lunes inició una huelga de hambre, ha presentado este jueves un borrador de apelación contra la sentencia por la guarda y custodia de su hija que, según ha dicho, podría salir del país el 16 de julio. En concreto, a Panamá, donde la madre viajaría por temas de trabajo.

En declaraciones a Europa Press, Santiago ha explicado que el escrito lo ha registrado en la Audiencia Provincial de Toledo, a cuyas puertas inició el pasado lunes la huelga de hambre, con el objetivo de que el juez aclare errores y omisiones de información contenidas en la sentencia conocida en abril de 2013.

Santiago tiene la intención de continuar con su huelga de hambre, que con el día de hoy ya sumarían cuatro, y ha pedido que se agilice el proceso y ha dicho que cuando la sentencia sea firme podrá presentar finalmente la apelación que irá en la misma línea del borrador que ha registrado este lunes en Toledo capital.

"Ni he comido nada ni comeré, espero que no me pase nada", ha sentenciado este vecino de la localidad toledana de Villacañas, quien ha asegurado que ninguna autoridad política ni jurídica se ha puesto en contacto con él desde que anunciara su huelga de hambre.

Santiago comenzó este lunes la huelga de hambre a las puertas de la Audiencia de Toledo para lograr que se dicte sentencia a favor de la custodia compartida de su hija "por ser esta la opción que más respeta sus derechos" y evitar que su expareja pueda sacarla del país tras levantarse la prohibición de salida de la menor del mismo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.