La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha afirmado este jueves que "las cajas tienen que reparar en la mayor medida posible el daño causado a decenas de miles de ciudadanos" afectados por las preferentes, un producto que ha calificado de "disparate".

A preguntas de los medios antes de intervenir en un curso de la Escuela de Verano del Poder Judicial en el Pazo de Mariñán, en Bergondo (A Coruña), Becerril ha manifestado que en el tema de las preferentes "muchas" personas "han sido engañadas".

"La mayoría de las personas lo han hecho sin saber realmente, porque no se lo han explicado", ha comentado y ha añadido que incluso empleados de estas entidades "ni han explicado ni conocían bien este producto, que es muy complejo y adecuado para personas que tengan conocimiento de las finanzas", pero, según ha precisado, "el 90% que han comprado" no tenían información sobre ello.

"Las cajas deben intentar llegar a un acuerdo con los particulares que han comprado estos productos de forma dañosa, sin suficiente información, y tratar de alcanzar el mejor acuerdo posible para no producir daño", ha sostenido Becerril, que ha recordado que el Defensor del Pueblo había pedido ante la CNMV "un árbitro independiente" que vaya estudiando y diciendo los casos en los que hubo información insuficiente, constatando "un porcentaje muy alto de personas mal informadas o no informadas".

"Estas personas tienen la vía judicial siempre abierta", ha recalcado, para añadir que en el arbitraje "hay que estar encima y las cajas tienen que reparar en la mayor medida posible el daño causado a decenas de miles de ciudadanos que han comprobado un producto que era un disparate para ellos". "La denominación ya es un engaño", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.