Casi 30.000 asturianos quieren una democracia participativa, transparencia contra la corrupción y no apoyan el pago de la deuda. Así se desprende de los datos de la conclusión del plebiscito ciudadano, que se han dado a conocer en rueda de prensa este jueves.

Este plebiscito, que tenía como objetivo llevar el sentir de los ciudadanos de forma legal al Parlamento Español, ha concluido que el 99 por ciento de los votantes quieren una democracia participativa, el 98 por ciento no apoya el pago de la deuda, el 98 por ciento quieren medios de transparencia contra la corrupción y el 99 por ciento apuestan por garantizar los servicios públicos.

Los miembros representantes de este plebiscito, con Victoria Bascarán a la cabeza, han trasladado a los medios de comunicación que el sentido de esta prueba ciudadana no era redactar preguntas fáciles con respuesta automática así que, "por ejemplo, la segunda, sobre la deuda fue quizás la más difícil para contestar; entendemos y respetamos ese uno por ciento que opina otra cosa", ha comentado Bascarán.

La marea ciudadana, movimiento representante de los ciudadanos españoles se creó a raíz del 23-F con el objetivo de que "los ciudadanos lleven las riendas de este país" y estuvo compuesto desde sus inicios por más de 350 asociaciones, mareas de toda España, movimientos del 15-M y asociaciones de vecinos.

Los votantes del plebiscito en Asturias incluyen a asociaciones como Marea Negra, Marea Blanca, sindicatos mayoritarios y minoritarios de las cuencas, partidos políticos no mayoritarios, colectivos, grupos ecologistas y otras agrupaciones aspirantes a ser partidos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.