Los trabajadores de limpieza hospitalaria de Uni2 han iniciado este jueves, 4 de julio, el calendario de movilizaciones en defensa del empleo, que ha comenzado con una concentración ante el pabellón 21 del Hospital Valdecilla y que culminará, el próximo día 15 y "si no se arregla" la situación en que se encuentran, con una huelga indefinida.

El presidente del comité de empresa, Gustavo Peña, ha explicado a los periodistas que con estas movilizaciones piden la reubicación de los 13 trabajadores del servicio de Lencería (recogida de ropa sucia y reparto de ropa limpia y que desde el 1 de julio realiza la empresa Soemca) que van a ser despedidos. Esto supone "un ejemplo a pequeña escala" de lo que ocurrirá, según ha dicho, con el contrato público-privado para finalizar y financiar las obras del centro sanitario.

Precisamente, la protesta de este jueves coincide con la finalización del plazo para presentar la documentación por parte de los siete grupos empresariales interesados que presentaron oferta para participar en el diálogo competitivo.

Tras recordar que "la gota que colmó el vaso" del conflicto en el que se encuentran se debió a la comunicación "no oficial" y "sin ningún tipo de explicación" del despido a los trece trabajadores de Lencería, Peña ha indicado que la nueva empresa informó a Uni2 y a al hospital de que no iba a subrogar al personal, extremo que no se trasladó a los afectados ni a los comités.

Así, los representantes de los 450 trabajadores del servicio de limpieza hospitalaria, que desarrollan su labor en Valdecilla, la Residencia y el hospital de Liencres, ven en esta medida el "peligro del futuro" de sus puestos de trabajo. "Nos parece que lo ocurrido con Lencería es un ejemplo a pequeña escala de lo que va a ocurrir en el concurso público-privado", ha señalado el presidente del comité. "Estamos avocados al despido", ha lamentado, antes de señalar que algunos empleados tienen una antigüedad de más de 40 años.

Además de pedir la reubicación de los trece trabajadores de Lencería, que el pasado lunes han estado "sentados" mientras que el martes y miércoles sí han tenido trabajo, exigen el respeto y cumplimiento de los acuerdos firmados por parte de la empresa con el comité (con el que no se reúne desde "hace más de un año") y que se "incumplen sistemáticamente". Esto les obliga, como ha indicado Peña, a estar "cotidianamente en los juzgados", que les dan "continuamente la razón". "Aún así, la empresa tira de talonario y ya ha despedido en los últimos dos años a una decena de compañeros", ha denunciado.

El calendario de movilizaciones previsto incluye una manifestación, que se desarrollará el próximo sábado, 6 de julio, a partir de las doce del mediodía, desde el edificio 2 de Noviembre de Valdecilla hasta la Plaza del Ayuntamiento de Santander, con la que expresarán que "no hay suficiente personal" en el hospital para hacer "correctamente" la limpieza en los tres centros (Valdecilla, Residencia y Liencres).

Además, "si no se arregla" su situación, iniciarán el 15 de julio una huelga indefinida y a jornada completa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.