El zoo de Guadalajara, en colaboración con la organización Safari Madrid, ha puesto en marcha un proyecto para lograr que varios halcones peregrinos aniden la capital alcarreña y, entre otras cosas, contribuyan, a disminuir el excesivo número de palomas.

Tal y como ha explicado la concejala encargada del Zoo Municipal, Ana Manzano, se trata de un proyecto que tiene tres objetivos: "recuperar los halcones peregrinos que prácticamente han desaparecido en la zona, controlar el número de palomas que tantos daños ocasionan y sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de las rapaces".

José Cabrera, portavoz de Safari Madrid, ha informado de que son tres hembras de halcón peregrino las que ya sobrevuelan la ciudad después de llevar a cabo un proyecto denominado hacking "que consiste en criar los pollos de halcón en cautividad y, después, trasladar ese nido a un edificio alto donde siguen apegados a él".

Los halcones han nacido en el zoo de Guadalajara antes de ser introducidos en el centro urbano y, ahora, la intención es, según ha dicho el director de zoo alcarreño, Fernando López, que se adapten a su nuevo territorio "y contribuyan a disminuir el número de palomas al mismo tiempo que recuperamos un ave que antes era muy habitual en las terreras del río Henares, pero que estaba apunto de desaparecer de la zona sobre todo por el ataque de los buhos reales".