La consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha asegurado que confía "plenamente" en el recurso que están presentando "la inmensa mayoría" de las personas que aparecen en el último auto de la juez que instruye el 'caso ERE', Mercedes Alaya, y que imputa a una veintena de cargos pese a que "no aparece ningún delito en esa imputación".

En declaraciones a los periodistas en Cádiz, Díaz ha dejado claro que tiene "respeto" por las decisiones judiciales, si bien espera que el recurso "se resuelva cuanto antes" y que sea "favorable para esa veintena de personas", a las que se refiere como gente "trabajadora y honesta" que se ha visto inmersa en un auto en el que "no aparece la imputación de ningún delito", insiste.

Una de las personas imputadas en el marco del mencionado auto es su propio viceconsejero, Antonio Lozano, de quien afirma que no va a ser cesado y que tampoco va a modificar su agenda, puesto que "no se le imputa ningún delito".

Así, a preguntas de los periodistas, ha dejado claro que Lozano "no ha cesado de ningún cargo", aunque sí ha "declinado su asistencia al Consejo de Gobierno" en tanto que el auto es recurrido. Dice Díaz que esa decisión "tiene una lógica", ya que las personas que son miembros del Consejo de Gobierno de la Junta tienen además "la obligación de confidencialidad de lo que allí se debate", por lo que su postura le parece "coherente" y "correcta".

Por otro lado, preguntada por la idoneidad del momento en el que ha salido el auto al coincidir con el proceso de primarias abierto en el seno del PSOE andaluz, ha declinado entrar en valoraciones, ya que ha decidido participar en ese "proceso interno del partido" y eso la "obliga y responsabiliza a ser especialmente prudente a la hora de participar en ese debate".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.