La Alianza UPA-COAG ha denunciado públicamente las "continuas amenazas" que reciben agricultores en los últimos meses, "de forma reiterada", por parte de Geslive para que los agricultores paguen un canon por reutilizar su propia semilla de cereal para sembrar.

Según estas organizaciones, en el último mes esta asociación "ha vuelto a la carga" y los agricultores de Castilla y León han recibido "serias amenazas" en nombre de Geslive, que requiere un pago por el reempleo de grano para siembra, y les recuerda que en caso de no hacerlo serán embargados todos sus bienes.

La Alianza ha recordado que Geslive es una asociación formada por obtentores de semillas dedicada a representar y gestionar mediante la recaudación de tasas a agricultores que utilicen su propio cereal para sembrar, "amparándose en los derechos de propiedad industrial sobre las variedades protegidas".

La Alianza ha calificado de "indecentes" las "amenazas e intimidación" de esta asociación que propone este "nuevo atropello" contra los intereses de los agricultores por reutilizar la semilla de su propia cosecha.

Llamada a las administraciones

Por este motivo, han instado a las administraciones competentes para que actúen ante esta imposición "perpetrada de forma conjunta, perfectamente diseñada, y lo que es peor, consentida, para agrandar las cuentas de dicha asociación".

La organización ha afirmado que en esta última ocasión "se han rebasado todos los límites en forma de bravatas y ultimátum con amenazas de los gabinetes jurídicos contra los productores, imponiendo unas tasas que llevan implícito un abuso de poder".

Las organizaciones han asegurado que no toleran amenazas de este tipo en la forma en la que se producen por parte de estos "avezados recaudadores", puesto que resultan un atentado contra los agricultores cerealistas de las explotaciones familiares agrarias de la región.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.