La Guardia Civil detuvo a una veintena de personas e imputó a otras tres en las catorce operaciones contra la "ciberdelincuencia" desarrolladas a lo largo del pasado año en la Comunidad Autónoma Vasca.

La mayoría de las investigaciones se originaron tras denuncias de particulares por la descarga involuntaria de archivos de contenido pedófilo, el acoso de menores en redes sociales, estafas a través de ventas on-line y fraudes bancarios principalmente, según ha informado la dirección de la Guardia Civil de Álava.

Las mismas fuentes advierten de que el anonimato que proporciona internet "facilita tanto las relaciones sociales como la delincuencia en la red", pues, según palabras de un guardia civil especializado en delitos telemáticos los ciberdelincuentes, son conscientes de las "vulnerabilidades humanas" y se aprovechan de la "curiosidad, la inocencia, la ambición, la confianza y el desconocimiento" para perpetrar sus delitos.

"Términos hasta hace poco inexistentes como ciberbullying, sexting, grooming o phishing, son cada vez mas conocidos por los usuarios de la red, aunque muchas veces ese conocimiento llega demasiado tarde pues ya han sido víctimas de cualquiera de ellos", agrega.

Los equipos que han desarrollado estas operaciones, (EDITE), encuadrados en las Unidades provinciales de Policía Judicial y puestos en marcha en 1996, tienen la responsabilidad de investigar aquellos delitos que se cometen mediante el uso de las nuevas teconologías a través de las redes de Internet.

La mayoría del personal que compone este organismo es informático, con una continua formación para adaptarse a los avances de la tecnología en constante evolución.

OPERACIONES

Dentro de las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma Vasca, se encuentra, entre otras, la denominada operación 'Spy', que se originó a raíz de una denuncia de una menor de edad, que estaba sufriendo acosos y coacciones por parte de un varón por medio de las redes Tuenti, Facebook y Messenger, con el que había iniciado una amistad a través de Internet y con el que había intercambiado diferentes tipos de fotos.

Se inició entonces una investigación en la que se comprobó que varias compañeras del colegio a las que tenía agregadas como contactos también estaban sufriendo estas coacciones, culminando con la detención en el mes de agosto de un varón de una vecina localidad burgalesa.

La operación 'Damage', por su parte, se desarrolló tras unos despidos en el Colegio de Abogados de Álava, en los cuales se produjeron diversos daños por sabotajes en el material informático del organismo, procediendo a la detención del causante de dichas averías.

Asimismo, la denominada investigación 'Dumbo', se inició tras la denuncia de una menor por recibir coacciones y amenazas a través de la red, y terminó con la detención de un varón en la provincia de Huelva acusado de un delito de corrupción de menores.

Finalmente, la información 'Harbo' surgió por una denuncia interpuesta por parte el administrador de la página de red social Haboo, comunicando que un adulto ofrecía cambio de fotografías y sexo a través de la red de Internet a niños menores de edad, con lo que se procedió a su detención.

RECOMENDACIONES

En este contexto, la Guardia Civil ha trasladado a la ciudadanía una serie de recomendaciones que posibiliten una "navegación segura", como actualizar de forma regular el sistema operativo, utilizar un navegador actualizado, o elegir contraseñas seguras y diferentes para cada servicio de Internet.

Igualmente, se emplaza a verificar regularmente los movimientos de la cuenta bancaria de los usuarios, utilizar un antivirus con licencia y actualizado, y considerar la posibilidad de utilizar un único dispositivo para las transacciones de banca y comercio electrónicos (PC, Smartphone, etc.).

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.