Ordenador procesando datos
Un ordenador procesando datos. Silveira Neto (Flickr)

El Parlamento Europeo ha aprobado este jueves una resolución en la que lamenta el presunto espionaje de Washington a las instituciones de la Unión Europea, pero que no incluye una petición de que se retrasen o suspendan las negociaciones del tratado comercial con Estados Unidos.

La resolución señala que el PE "condena enérgicamente el espionaje de las representaciones de la UE" y pide a las autoridades estadounidenses que aclaren inmediatamente la cuestión".

Los eurodiputados también encargaron la creación de un grupo de trabajo dentro de la Comisión de Libertades Civiles del PE, presidida por el socialista español Juan Fernando López Aguilar, para que investiguen lo ocurrido y emitan a finales de año sus conclusiones.

Se formará un comité de expertos para revisar la política de protección de datos entre EE UU y la UE.Las supuestas escuchas de Washington a países e instituciones europeas y el programa de filtrado masivo de comunicaciones de ciudadanos en internet fueron este miércoles en la Eurocámara duramente criticados en un debate ex profeso en el pleno en el que ya se vió la división entre los partidos sobre cómo responder.

La Eurocámara señaló que, de confirmarse el espionaje, "supondría una grave violación de la Convención de Viena de relaciones consulares, aparte de su posible repercusión en las relaciones transatlánticas".

Los eurodiputados reclamaron a la Comisión Europea y al Gobierno de Estados Unidos que "reanuden sin demora" las negociaciones para un acuerdo para la protección de datos que sirva de marco de protección para los derechos de privacidad de los europeos también en territorio estadounidense.

Tanto los socialistas y demócratas europeos como la Izquierda Unitaria/Izquierda Verde Nórdica, junto con algunos socios comunitarios como Francia, habían pedido posponer o suspender las negociaciones del acuerdo comercial entre la UE y EE UU hasta que se aclarase el escándalo de espionaje.

Las enmiendas no han conseguido el apoyo de la Eurocámara. Otros Gobiernos prefieren no vincular la polémica por el espionaje con las discusiones comerciales, una postura que también defiende la Comisión Europea, encargada de llevar a cabo las negociaciones. El inicio de las conversaciones entre los dos socios de cara a lograr ese pacto de inversiones y libre comercio está previsto para el próximo 8 de julio en Washington.

Por su parte, la vicepresidenta de la CE y responsable de Justicia, Viviane Reding, insistió el miércoles ante la Eurocámara en que Bruselas apuesta por seguir adelante con la negociación, aunque advirtió de que para que el proceso tenga éxito se necesitará "confianza, transparencia y claridad" entre las partes.

Reding también anunció que el comité de expertos para revisar la protección de datos acordado entre EE UU y la UE tras las primeras revelaciones hechas por el extécnico de la CIA Edward Snowden comenzará a trabajar este mes.