La ola de violencia que se ha desatado en Egipto tras el golpe de Estado del Ejército que ha derribado al presidente del país, Mohamed Morsi, y ha suspendido la Constitución, se ha cobrado ya la vida de 14 personas y los heridos se cuentan por decenas.

El Ejército ha cumplido este miércoles el ultimátum de 48 horas que dio el pasado lunes al Gobierno para atender las demandas populares y ha depuesto a Morsi, situando en la Presidencia al jefe del Tribunal Constitucional, Adli Mansur. La 'hoja de ruta' acordada por las Fuerzas Armadas y la oposición implica crear un Gobierno de tecnócratas que se encargue de liderar la transición hasta que se enmiende la Carta Magna y puedan celebrarse elecciones presidenciales y legislativas.

El presidente interino formará un gobierno de tecnócratae y supervisará la transición en el país.El número de fallecidos por los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morsi, en la ciudad de Marsa Matrouh, ubicada en el norte, ha ascendido a ocho, según las autoridades locales. Hay también trece personas heridas. Las fuerzas de seguridad han confirmado este balance de víctimas en la localidad y que entre los fallecidos habría dos uniformados.

El diario oficial Al Ahram ha informado horas antes de que habían estallado los disturbios cuando un grupo de seguidores de Morsi ha atacado la sede de la Gobernación.

Los disturbios más graves se han vivido en Alejandría, donde los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morsi han dejado al menos tres muertos, dos hombres con impactos de perdigones y una mujer apuñalada, y 50 heridos.

En la ciudad de Minya, ubicada en el sur de Egipto, al menos tres personas, incluidos dos miembros de las fuerzas de seguridad, han perdido la vida y 14 han resultado heridas sin que, de momento, se conozcan los detalles de este enfrentamiento.

También se han producido disturbios en la ciudad de Fayoum, donde decenas de personas han resultado heridas en el ataque que un grupo de hombres armados ha llevado a cabo contra la sede del Partido Libertad y Justicia, vinculado a Hermanos Musulmanes.

Entretanto, en la ciudad de Mansoura, ráfagas de disparos, cuya procedencia aún se desconoce, han obligado a dispersarse a las miles de personas que se han concentrado pacíficamente en la plaza Al Thwara para celebrar la caída de Morsi.

Morsi, retenido

El que era hasta ahora presidente egipcio ha sido trasladado en la madrugada de este jueves al Ministerio de Defensa, según ha informado el portavoz de Hermanos Musulmanes, Gehad El Haddad, a través de su cuenta oficial en Twitter.

Anteriormente, había indicado que Morsi estaba retenido en instalaciones de la Guardia Presidencial. Otras fuentes consultadas apuntaban a que se encontraba en las instalaciones de la Inteligencia Militar.

En el equipo presidencial, según El Haddad, unos siguen retenidos por la Guardia Presidencial, mientras que "otros han sido puestos en arresto domiciliario".