Carreteras españolas
Fotografía de las carreteras españolas. EFE

Solo 5 de los 180 tramos más peligrosos de las carreteras españolas están señalizados como "punto negro", según asegura en un informe la AEA, Automovilistas Europeos Asociados.

La organización ha elaborado un listado donde se localizan los tramos más peligrosos de 53 carreteras de la Red de Carreteras del Estado, a partir de los últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento.

Se trata de 180 kilómetros de carreteras convencionales, autovías y autopistas de peaje localizados en 53 vías situadas en 37 provincias españolas, cuyo índice de peligrosidad medio registrado en el quinquenio 2007-2011 ha sido muy superior al de la media nacional.

En el caso de las carreteras convencionales, el más peligroso está situado en el Km. 192 de la N-420, a su paso por Poblete (Ciudad Real), y su índice de peligrosidad supera en más de 140 veces la media nacional.

El que más accidentes y víctimas contabiliza está situado en el kilómetro 238 de la A-7, a la altura del Arroyo de la Salud, en Málaga, con 59 accidentes y 96 víctimas.

El informe asegura que la DGT tan solo han ubicado 5 radares fijos de los más de 1.000 que tiene desplegados por toda España.

Menos muertes en carretera

Durante el 2011 se contabilizaron en España 117.687 víctimas de tráfico, lo que supuso una reducción del 4,3% respecto de las cifras de año anterior. Sin embargo, comparado con las cifras de víctimas del año 1985, el porcentaje de reducción es aún mucho más significativo: más de un 20%.

AEA vuelve a hacer hincapié en la incidencia de las infraestructuras de transporte en los accidentes: aseguran que durante muchos años se ha venido señalando al factor humano como causa casi exclusiva de los accidentes, dejando de lado la incidencia que podían tener las infraestructuras.

La organización de defensa de los conductores, considera que el estado de las carreteras juega un papel fundamental en la seguridad vial y fija en torno al 47% los accidentes de tráfico en los que el estado de las infraestructuras aparece como factor concurrente.

Sin señalización y sin radar

Según indica la AEA en su informe, en el periodo 2007-2011 el Índice de Peligrosidad medio de la Red de Carreteras del Estado se ha reducido cerca de un 30%.

España es el país que dispone de una mayor longitud de vías de gran capacidad de toda la UE

Sin embargo, todavía hay en las carreteras españolas demasiados "puntos negros" que es necesario corregir. Y si bien los recortes presupuestarios pueden retrasar la necesaria actuación en esas infraestructuras, es importante al menos que los conductores sepan dónde están para tomar las debidas precauciones, ya que en los cinco últimos años (2007-2011) en 180 kilómetros de nuestra red de carreteras se han contabilizado 2.151 víctimas.

Tramos que, en su mayoría, "ni están señalizados como Tramos de Concentración de Accidentes, ni la DGT ha colocado un radar", dice la organización.

España cuenta en la actualidad con una red de 165.907 kilómetros de carreteras, de los cuales 25.835 kilómetros están gestionados por la Administración Central (soportando aproximadamente el 50% del tráfico total); 71.853 kilómetros dependen de las Comunidades Autónomas (con el 42% del tráfico) y 68.219 kilómetros de las Diputaciones y Cabildos (con el 6%).

Además, existen otros cerca de 360.000 kilómetros de carreteras interurbanas gestionadas por los Ayuntamientos y otros organismos que acogen el 2% restante de los movimientos circulatorios, a los que hay que añadir un vasto entramado de viarios y servidumbres que dan servicio a los 8.000 kilómetros de costa y los 130.000 de riberas fluviales.

De la totalidad de la red, 16.205 kilómetros son vías de gran capacidad (autopistas de peaje, libres y autovías), siendo España el país que dispone de una mayor longitud de este tipo de vías de toda la UE, seguido por Alemania con cerca de 13.000 kilómetros.