Protesta en Caracas en apoyo a Evo Morales
Un grupo de personas se manifiesta el 03 de julio de 2013, frente a la Embajada de Bolivia en Caracas (Venezuela), en rechazo a la negativa de sobrevuelo y aterrizaje del avión en el que viajaba el presidente boliviano, Evo Morales. EFE/Miguel Gutiérrez

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, reveló este miércoles que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa,  ha mantenido constantes contactos con los presidentes europeos, para hablar del incidente de este martes, cuando varios países de la región impidieron sobrevolar al presidente de Bolivia, Evo Morales, ante la sospecha de que en su avión viajaba el extécnico de la CIA, Edward Snowden.

Correa también ha mantenido contactos con presidentes latinoamericanos como el peruano, Ollanta Humala, para hablar del caso y tratar de organizar una reunión extraordinaria y urgente de la Unasur.

¡Caramba! Es muy apreciada la presencia del señor Snowden, no sólo por EE UU sino por otros gobiernos del mundo

No obstante, señaló que aún no ha sido posible terminar las consultas respectivas a los países de la Unión, por lo que todavía no se ha concretado dicha cita presidencial formal del grupo.

"Están terminando las consultas" y podría ser posible que se realice la reunión de los presidentes en la tarde de mañana, jueves, en Cochabamba, agregó Patiño.

En este sentido, e presidente de Perú, Ollanta Humala, expresó este miércoles su "solidaridad fraterna" con su homólogo de Bolivia, Evo Morales, y aseguró que Sudamérica espera una explicación de los países europeos que impidieron que su avión sobrevolara o aterrizara en su territorio.

En una declaración ofrecida en el Palacio de Gobierno de Lima, Humala consideró "un acto inamistoso" la decisión de impedir el sobrevuelo y aterrizaje del avión de Morales.

"Creemos que esto merece una explicación de estos países, que han generado un grave precedente frente a un presidente, frente a una comitiva oficial, y desde acá al presidente Evo Morales le damos nuestra solidaridad, como se lo dije anoche, cuando hablamos por teléfono", señaló Humala.

Patiño también expresó su extrañeza de que los países que revocaron el sobrevuelo del avión de Morales, tras casi catorce horas detenido en Viena hayan levantado esa medida, sin mediar explicaciones, para que el mandatario pueda volver a su país.

El hecho de "que se haya bajado el avión del presidente Evo Morales en pleno vuelo, por las sospechas de que estaría el señor ahí, ¡caramba!, quiere decir que es muy apreciada la presencia del señor Snowden por algunos gobiernos, no sólo por el gobierno de Estados Unidos sino por otros gobiernos del mundo", apostilló el canciller.

Reunión de Unasur este jueves

Ambos mandatarios "se han comunicado incluso durante la madrugada", agregó Patiño, tras confirmar que varios jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunirán este jueves en la ciudad boliviana de Cochabamba para apoyar a Morales.

La Secretaría General de la Unasur confirmó que en Cochabamba habrá una reunión presidencial del grupo, en la que se elaborará un pronunciamiento del bloque por el "virtual secuestro" de Morales y la violación por parte de varios países europeos de leyes internacionales.

De momento, han confirmado su asistencia a la cita de Cochabamba los mandatarios de Bolivia, Ecuador, Venezuela, Argentina, Uruguay y Surinam, según la Secretaría de la Unasur que espera información de los otros seis gobiernos del grupo.

El embajador español intentó subir al avión, según Ecuador

Patiño también aseguró este miércoles que el embajador de España en Austria intentó abordar el avión del presidente boliviano, cando se encontraba este martes, en Viena, para, según él, intentar verificar si allí estaba el exagente de la CIA.

"El embajador español en Austria (cuyo nombre no citó) le había indicado (al presidente boliviano) que quería tomarse un café en el avión", con el objetivo de "ver quién estaba en el avión", afirmó Patiño en una rueda de prensa en la que volvió a deplorar la actitud de varios países europeos de negar el paso de la aeronave presidencial boliviana por sus espacios aéreos.

Según el canciller ecuatoriano, que no dio más detalles,  el presidente Morales respondió al diplomático español que "eso era absolutamente inaceptable".

"Es un hecho gravísimo que al presidente de un país sudamericano le hayan impedido de sobrevolar países a los que consideramos amigos", añadió el canciller tras informar de que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, mantuvo un contacto telefónico permanente con Morales durante su retención en Viena.