Todavía está a tiempo de pedir a los Reyes Magos que le traigan un electrodoméstico nuevo, más barato y ecológico. La Junta ha decidido ampliar la vigencia del Plan Renove, que entró en vigor el 9 de noviembre y debía acabar el 31 de diciembre, pero que al no haber agotado su presupuesto seguirá funcionando en 2007.

Este plan permite cambiar lavavajillas, lavadoras y frigoríficos viejos por otros más eficientes. Su objetivo es conseguir la disminución del consumo doméstico de energía (el 15% del total). Si todavía no se ha beneficiado de él, no pierda esta nueva oportunidad, porque el plan acabará cuando se agoten las 60.000 ayudas que contempla el presupuesto.

Dónde: En tiendas adheridas al plan. Hay que entregar el electrodoméstico viejo.

Ahorro: 85 euros en frigoríficos, lavadoras y lavavajillas y 185 euros en congeladores. Hay un límite: uno de cada tipo por familia.

1.090 comercios en Andalucía

En toda la región hay 1.090 establecimientos en los que podrá dejar sus viejos electrodomésticos, aunque no funcionen (152 en Sevilla, 138 en Málaga, 152 en Córdoba y 87 en Granada). Entre ellos hay grandes superficies, pero también pequeños y medianos establecimientos. El listado de los comercios adheridos al plan se puede consultar en la página web www.agenciaandaluzadelaenergia.es