Érase un caballero a una nariz pegado
Espada, sombrero y nariz.
Una versión adaptada para los más pequeños de la historia de un poeta y caballero  clásico de nariz superlativa que, sin un tono moralista y a través de la comedia analiza por qué damos tanta importancia a la belleza exterior.

* Teatro Cánovas. Plaza de El Ejido, 5. A las 18 h. Por 10 euros.