La industria de las nuevas tecnologías y las ocho entidades de gestión no han logrado alcanzar un acuerdo sobre el canon digital, de forma que serán los Ministerios de Cultura e Industria quienes deban determinar el listado de aparatos sujetos a este gravamen y su cuantía en cada caso.

Este texto legislativo establece un sistema de negociación entre la industria (fabricantes y distribuidores de equipos) y las entidades de gestión de los derechos de autor para acordar el listado de aparatos que deben estar sujetos al pago de la "compensación por copia privada", así como las cantidades de cada caso.

Lamentablemente no hemos llegado ni a un acuerdo total ni parcial

En cuatro meses -plazo que terminó el pasado domingo- las partes deben comunicar a los dos ministerios los acuerdos a los que han llegado como consecuencia de sus negociaciones o, en su defecto, la falta de acuerdo.

Entonces, Cultura e Industria, Turismo y Comercio disponen de un plazo de tres meses para establecer por una orden ministerial conjunta la relación de equipos, aparatos y soportes digitales y las cantidades aplicables a cada uno de ellos en concepto de compensación por copia privada.

Según la ley, esta orden ministerial debe ser bianual y además, emitida tras consultar al Consejo de Consumidores y Usuarios y con un informe previo del Ministerio de Economía y Hacienda.

"Lamentablemente no hemos llegado ni a un acuerdo total ni parcial" a pesar de que "no hemos escatimado esfuerzos en tiempo y dedicación", dijo José Pérez, director de la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (ASIMELEC), quien reconoció que desde un principio "las posturas estaban alejadas".

El representante de ASIMELEC no dio más detalles, pues será después de las vacaciones de Navidad, una vez que se informe a los Ministerios correspondientes, cuando se den los pormenores de esta negociación.

En un comunicado de prensa, la Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM) animó al Ministerio de Cultura y al de Industria y, también, al Gobierno, a que actúen "sin complejos y que apliquen lo que dice la Ley sobre" el canon digital, que a su juicio, implica que los reproductores de MP3 y teléfonos móviles, entre otros dispositivos, deben estar sujetos a satisfacer la compensación por copia privada.