José Ortega Cano ya está en Sevilla con sus hijos tras abandonar Villajurado

Esta pasadas Navidades el diestro José Ortega Cano, acompañado por su hija Gloria Camila, se despedía de la residencia donde ha vivido en los últimos quince años, la casa de Rocío Jurado en La Moraleja". El torero, según publica la revista "Hola " apenas podía contener las lágrimas. Decía adiós definitivamente a Montealto, la casa en la que vivió junto a Rocío Jurado y sus hijos. El torero abandonó el que hasta ahora era su domicilio en la madrileña urbanización de La Moraleja siguiendo a una furgoneta cargada de muebles y pertenencias.

Vivirá en Yerbabuena. Ahora por fin podrán cumplirse las últimas voluntades de Rocío Jurado, quien dispuso que su casa habría de ser vendida antes de que transcurriera un año desde su muerte.

El diestro ya ha encontrado un colegio donde sus hijos podrán proseguir sus estudios, mientras él se prepara para regresar a los ruedos

La familia ya ha procedido al reparto de las pertenencias de la cantante guardadas el interior de "Monte alto". En Yerbabuena los niños comenzarán a asistir a otro colegio, con el trastorno que ésto supone, pero tendrán cerca a su padre, que ya ha comenzado a prepararse físicamente para su regreso a los ruedos.

Reina el silencio en Montealto, la residencia donde Rocío y José fueron tan felices. Su precio es de seis millones de euros. La chipionera no quiso que nadie de su familia siga viviendo en esa casa. José, pese a tener derecho al usufructo al tener dos hijos pequeños, no ha querido incumplir su voluntad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento