NSA
Logo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE UU. NSA

Las agencias de espionaje de Estados Unidos han espiado en despachos y sedes de la UE y se han introducido en los sistemas informáticos de la organización, según ha revelado este sábado el semanario alemán Der Spiegel. Con estos medios los espías estadounidenses han tenido acceso a documentos secretos y han leído correos electrónicos confidenciales.

La revista cita un documento de septiembre de 2010 de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) que habría sustraído el extrabajador de la NSA y ahora filtrador Edward Snowden y al que los periodistas habrían tenido acceso parcial.

El documento explica cómo la NSA colocaba escuchas y espiaba las redes informáticas en Washington y la sede de la ONU en Nueva York, no sólo escuchando conversaciones y llamadas telefónicas sino también accediendo a documentos y correos electrónicos confidenciales. En el documento se cita a la UE como "objetivo".

En concreto, el semanario asegura que la NSA espió las telecomunicaciones del edificio Justus Lipsius de Bruselas, sede del Consejo Europeo y donde cada país tiene una línea telefónica y conexión de datos que utilizan frecuentemente los ministros.

La UE se percató

Der Spiegel asegura, sin citar fuentes concretas, que hace más de cinco años responsables de la seguridad de la UE se percataron de varias llamadas perdidas y las siguieron hasta las oficinas de la NSA en el complejo de la OTAN en Bruselas.

Estados Unidos debería investigar a sus servicios secretos y no a sus aliados

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz, ha afirmado ya que, si se confirma que esta información es cierta, tendrá un "grave impacto" en las relaciones entre la UE y Estados Unidos. "En nombre del Parlamento Europeo exijo aclaraciones completas y una rápida información adicional de las autoridades estadounidenses con respecto a estas acusaciones", ha señalado Schultz en una declaración remitida por correo electrónico.

El ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, lo ha calificado de "vergonzoso". "Estados Unidos debería investigar a sus servicios secretos y no a sus aliados. Tenemos que lograr garantías del nivel más alto de que esto va a acabar de inmediato", ha indicado Asselborn a Der Sipegel.