González destaca que Gijón necesita plataformas como la Semana Negra para posicionar en el mundo y ante el mundo

La consejera de Educación y Cultura del Principado, Ana González, ha pedido este viernes en Gijón a la organización de la Semana Negra que el festival "no ceje en su empeño" y que siga manteniendo su espíritu, al tiempo que ha destacado que la ciudad necesita plataformas como esta para posicionarse no solo en el mundo sino ante el mundo.
Presentación de la Semana Negra
Presentación de la Semana Negra
EUROPA PRESS

La consejera de Educación y Cultura del Principado, Ana González, ha pedido este viernes en Gijón a la organización de la Semana Negra que el festival "no ceje en su empeño" y que siga manteniendo su espíritu, al tiempo que ha destacado que la ciudad necesita plataformas como esta para posicionarse no solo en el mundo sino ante el mundo.

Así lo ha manifestado durante la presentación de la XXVI edición del certamen, del 5 al 14 de julio, en la sede del evento, en el antiguo solar del astillero Naval Gijón, en un acto en el que ha intervenido también el portavoz del Gobierno Local en el Ayuntamiento de Gijón, Rafael Felgueroso, y, por parte de la organización, José Luis Paraja y Ángel de la Calle.

González ha destacado que el festival rinda homenaje al movimiento obrero en esta edición, a lo que ha resaltado que ese espíritu de lucha se corresponde también con el del propio certamen, como también será un tema central el 40 aniversario del golpe militar contra Salvador Allende.

"Fiel al espíritu de los viejos y venerables ateneos obreros que, en los años de la II República, organizaban eventos en los que la cultura y la fiesta se complementaban y donde las ediciones de los clásicos convivían con las casetas de tiro al plato, la Semana Negra ha logrado diseñar un espacio y un calendario en los que la cultura es la principal protagonista y la ciudadanía al completo su principal destinataria", ha señalado.

"Si aquel ideal de los ateneos hizo que la Asturias obrera de principios del siglo pasado fuese también una Asturias culta y preparada para afrontar las adversidades, este festival quiere promover precisamente eso, que la Asturias que vive en medio de esta época de incertidumbres, de estos tiempos oscuros, encuentre en la cultura una luz con la que orientarse", ha añadido.

Además, ha hecho una defensa de la cultura y de cómo la Semana Negra promueve que Asturias, que está sumida en una incertidumbre, encuentre a través de esta una luz para guiarse. "La cultura muchas veces actúa sin ser vista: recorre nuestra conciencia de manera subterránea y deja un poso que sólo cristaliza al cabo de un tiempo y que es el que convierte a las sociedades cultas en sociedades libres", ha apuntado, antes de remarcar que la cultura es demasiado serio para reducirl a un mero escaparate de celebridades.

En cuanto a la organización, Paraja, que ha echado en falta a algún representante del PP, ha apelado al espíritu festivo, lúdico, gastronómico y cultural del evento. A este respecto, ha resaltado que mantiene su espíritu de festival popular tras 25 años, en los que ha asegurado que han sido las personas quienes lo han sostenido a lo largo del tiempo.

Ha incidido, además, en la importancia de las novelas, que ayudan al lector a reflexionar y cambiar y que propician que también cambie la propia sociedad. Ha destacado asimismo el cartel de esta edición, obra de Miguel Calatayud y en el que aparecen unas casetas de San Lorenzo, algo que ha desvinculado de la polémica surgida por la supresión de muchas de ellas por falta de arena seca, al tiempo que vinculado el certamen con el carácter de las playas, que van y vienen pero están.

Al igual que lo hizo el Movimiento Obrero, del que versarán diversas actividades en el certamen como la presencia de los líderes sindicales Cándido Méndez (UGT) y Ignacio Fernández Toxo (UGT), ha abogado por resistir, permanecer y no dar un paso atrás en las conquistas ganadas. Además, ha reivindicado el acceso a la cultura para todos.

De la Calle, por su lado, que ha enumerado algunas de las actividades programas, ha sido el encargado de explicar el Rufo -mascota del certamen— de esta edición, que simboliza a través de un pintor a los obreros.

Felgueroso, por su parte, ha deseado que se repita el éxito de otras ediciones y que el tiempo acompañe, además de resaltar que es un festival de suma importancia para el interés de la ciudad. Asimismo, ha trasladado a la organización que extremen las medidas de seguridad.

Más de un centenar de escritores

Al festival acudirán más de un centenar de escritores, como Joe Haldeman, José María Merino, Santiago Posteguillo, Javier García Sánchez, Pedro Salmerón y el asturiano David López, el argentino Enrique Breccia, Guillermo Saccomano o Howard Chaykin.

Asimismo, el certamen contará con autores de obras escritas "a cuatro manos", de las que son ejemplo 'Los tres mosqueteros' o 'El manifiesto comunista'. En este caso, vendrán a la Semana Negra: Antonio G. Portamayor; Gregorio Casamayor; Rosa Ribas y Sabine Hofmann, e incluso quien fue durante muchos años el director del festival, Paco Ignacio Taibo II.

También asistirá el escrito griego Petro Markaris, que precisamente acaba de escribir un libro sobre la crisis del país heleno, así como la escritora Cristina Fallarás, y Leonardo Padura, el escritor cubano más leído en el mundo. La clave femenina la pondrán dos autoras de género negro españolas, Alicia Giménez Barteltt y Dolores Redondo, mientras que la escena americana tendrá su representación también en Greg A. Hurwitz.

Tampoco faltarán los premios que concede cada año el evento, que en esta ocasión traen como novedad una nueva categoría (SN-BAN), por la que el ganador participará en el festival Buenos Aires Negro, mientras que un autor de este último certamen viajará a Gijón para asistir a la Semana Negra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento