Montero confía que si el Estado liberaliza el modelo de farmacia no afecte al concurso andaluz ya finalizado

La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha defendido este viernes el actual modelo mediterráneo de farmacia, caracterizado por ser un sistema regulado en lo que a la planificación y titularidad de las oficinas de farmacia se refiere, al tiempo que ha confiado en que si se liberaliza el sector, tal y como plantea el Gobierno central en su anteproyecto de la futura Ley de Sociedades Profesionales, no afecte al concurso andaluz de adjudicación de farmacias.
La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero
La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero
EUROPA PRESS

La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha defendido este viernes el actual modelo mediterráneo de farmacia, caracterizado por ser un sistema regulado en lo que a la planificación y titularidad de las oficinas de farmacia se refiere, al tiempo que ha confiado en que si se liberaliza el sector, tal y como plantea el Gobierno central en su anteproyecto de la futura Ley de Sociedades Profesionales, no afecte al concurso andaluz de adjudicación de farmacias.

A preguntas de los periodistas en Sevilla, Montero ha admitido "desconocer" en qué situación podría quedar el concurso ya finalizado de adjudicación de nuevas farmacias en Andalucía, en el caso de que el Gobierno siguiese con sus planes de liberalizar el sector y estableciese un mecanismo de retroactividad, si así lo estimase oportuno y pudiera jurídicamente.

En concreto, este anteproyecto abre la posibilidad de ser propietario de una farmacia a cualquier empresa, como por ejemplo grandes firmas o superficies. De hecho, el borrador sólo plantea como obligatorio el que el profesional que esté detrás del mostrador vendiendo medicamentos sea titulado farmacéutico.

"Creo que se entraría en una especie de incertidumbre", ha admitido Montero, quien, en cualquier caso, ha avisado que el Gobierno andaluz estaría preparado incluso para poder litigiar en esta cuestión.

Sea como fuere, ha avisado de que el nuevo escenario que plantea el Gobierno central "me parece peligroso, ya que podría generar desabastecimientos de medicamentos en aquellos municipios que, al ser muy pequeños, no serían rentables para las grandes cadenas a la hora de establecer allí oficinas de farmacias". Actualmente, la ubicación y distancia de farmacias está regulado por ley, en el sentido de no dejar a municipios pequeños sin sus oficinas de farmacia.

"Evidentemente si sale la norma (del Gobierno) se desmantela la arquitectura actual y tendríamos que ver si tenemos capacidad normativa (la Junta), ya que actualmente la legislación farmacéutica es casi en exclusiva competencia del Estado. Tendríamos que ver cómo queda la ley estatal, aunque ya tenemos algunas ideas", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento