El expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, ha asegurado que percibe "potenciales indicios de estafa" cuando las entidades "enchufaban" preferentes para dar liquidez a otros clientes manteniendo el precio nominal, cuando el producto en realidad ya había perdido valor.

En su comparecencia este jueves ante la comisión de cajas del Parlamento de Galicia, Conthe ha concretado que el mecanismo articulado por las entidades para dar liquidez a las preferentes era un mercado secundario —más bien un "registro", ha dicho— en el que se buscaba a otro comprador que quisiese este producto.

Los "indicios de estafa" están, a su juicio, en que a partir de 2010 "no había posibilidad de encontrar a nadie que las adquiriese" y las preferentes perdieron valor, pero la entidad "sabía que ya no valía 100, sino 30, y la enchufaba al cliente por 100", ha ejemplificado. "No es una estafa del artículo 248 del Código Penal, pero hay que investigar", ha instado y ha diferenciado esta situación de la que venta de estos híbridos "antes de la crisis".

Conthe, que estuvo al frente de la CNMV desde octubre de 2004 hasta mayo de 2007, ha admitido haberse quedado "horrorizado por el galimatías de los folletos" que explicaban el producto cuando llegó al organismo y ha afirmado que desde entonces se exigió "claridad meridiana".

De hecho, ha sostenido que se avisa de los riesgos y también de los de absorción de pérdidas, aunque pensaban en procesos concursales y no de resolución como en los que ahora están inmersas algunas entidades financieras españolas. Así, ha asegurado que "se advertía a los inversores de que había riesgo de pérdida de capital".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.