El coordinador general de Izquierda Unida de Aragón (IU), Adolfo Barrena, ha rechazado este jueves las políticas de ajuste del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aunque haya propuesto "flexibilizar" el objetivo de déficit, que se fijará en el 1,3 por ciento del PIB regional de media. Ha criticado "el nuevo chantaje" del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

Desde el Gobierno de España "siguen poniendo toda la política social y económica al servicio de los mercados y a lo que dicta la Troika europea", ha expresado el también portavoz de IU en las Cortes de Aragón.

"Establecido nuestro rechazo a estas políticas, hoy tenemos que denunciar la fórmula inaceptable que ha encontrado el Gobierno de Rajoy para sacar adelante el Plan de reforma de las Administraciones Públicas que ha presentado, en nombre del Gobierno, la vicepresidenta Sáez de Santamaría", ha declarado Barrena.

Ese Plan, organizado en buena parte sobre competencias que no son del Gobierno central porque están recogidas en los Estatutos de Autonomía, "quiere imponerlo Rajoy recurriendo a un 'chantaje' inaceptable en una democracia", ha añadido.

Ha argumentado que "pretende obligar a retirar las Cámaras de Cuentas Autonómicas que controlan el gasto de las Administraciones Públicas, las instituciones que, como el Justica de Aragón, defienden a la ciudadanía, los Consejos Sociales, que son órganos plurales para los temas socioeconómicos y pretende limitar la pluralidad democrática interfiriendo en la composición de los Parlamentos autonómicos".

En su opinión, "vincular el permiso para aumentar unas décimas el gasto público a la rendición sin condiciones a los planteamientos del Ministerio de Hacienda es más propio de un Estado caciquil decimonónico que de una democracia del siglo XXI".

En cuanto al Gobierno de Aragón, el líder de IU y portavoz parlamentario en las Cortes ha exigido a la presidenta, Luisa Fernanda Rudi, que defienda los intereses de la Comunidad y no ceda a un "chantaje" con el que su propio partido discrimina nuestro territorio".

AUTONOMÍA

En su opinión, "eliminar la Cámara de Cuentas, el Justicia de Aragón y el Consejo Económico y Social no es una opción, porque con la excusa de reducir gastos, el Gobierno central pretende adelgazar las competencias de la Comunidad, además de atentar contra nuestra autonomía".

"Rudi, que prometió rebeldía democrática para defender los intereses de Aragón, parece estar dispuesta a plegarse a las órdenes de Madrid y a los dictados de la Troika, como ha demostrado hasta ahora, y más en estos momentos, en los que necesita dinero para su famoso Plan Impulso, ese que dice que va a crear empleo y mejorar la situación económica de Aragón".

"Lo cierto, penoso y lamentable es que nos enteremos ahora de que 'su' Plan Impulso que, a nuestro juicio, es una operación de maquillaje, depende de aceptar el chantaje al que somete Montoro a su Gobierno", ha concluido diciendo Adolfo Barrena.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.