Los murcianos necesitan cada vez más echar mano del Teléfono de la Esperanza. Este año lo hicieron 7.613 personas, frente a las 6.200 de 2005; es un 18,5% más, según la memoria 2006 de este servicio.

Siete de cada diez de las llamadas al 968 343 400 ó 968 343 444 las hacen las mujeres (5.330), según Antonio Rubio, coordinador del Teléfono de la Esperanza.

La causa principal por la que llaman es la soledad y la incomunicación. También por problemas de pareja y estrés. Las que más llaman son las que tienen entre 21 y 35 años y las de 40 a 55.

«Cada vez se dan más casos de murcianas con buenos puestos de trabajo y reconocimiento social que llaman porque se sienten solas», asegura Rubio.
Los hombres que acuden a un voluntario del Teléfono de la Esperanza lo hacen a partir de los 35 hasta los 55 años. Lo utilizan, sobre todo, en casos de relaciones de pareja y por depresiones.

El Teléfono de la Esperanza es una organización no gubernamental en la que colaboran 86 personas de forma voluntaria.

El servicio está operativo durante las 24 horas y se quedan una media de 45 minutos al habla con cada persona que llama. Si el que llama necesita más atención, el Teléfono de la Esperanza cuenta con un equipo de psicólogos, orientadores sociales...

Dinos... qué te parece este servicio

Cuéntanoslo en... e-mail nosevendemurcia@20minutos.es correo Avda. Primo de Rivera, 30008 Murcia. o en www.20minutos.es

Las de fuera también llaman

Cada vez son más los inmigrantes que acuden al Teléfono de la Esperanza: ya suponen el 8% de las llamadas (609); sobre todo se trata de mujeres latinoamericanas. «En este colectivo es más acentuada el sentimiento de soledad que padecen en estas fechas navideñas por estar alejadas de sus familias y  países. También por falta de integración en la sociedad», explica Antonio Rubio, coordinador del Teléfono.