El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viaja este jueves a Bruselas para participar en la cumbre de la UE, de la que dice estar convencido que saldrán mensajes claros en favor del empleo juvenil y de las pequeñas y medianas empresas.

El Ejecutivo cree trascendental la reunión del Consejo Europeo, que se prolongará hasta el viernes, y ante las voces que apuntan que la cumbre va a rebajar el tono de sus expectativas, fuentes del Gobierno mantienen la esperanza e instan a esperar acontecimientos.

"Rajoy dará la batalla", es la frase utilizada por las fuentes citadas ante una reunión en la que el jefe del Ejecutivo espera que también haya un decidido impulso de la unión bancaria.

Tras la reunión que mantuvo el pasado jueves en el Palacio de la Moncloa con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para escenificar el pacto entre ambos ante la cumbre, Rajoy confió en que sea positiva, aunque asumió que "estas cosas nunca son fáciles".

"Me gustaría poder decir que las cosas han ido todo lo rápidas que me hubiera gustado, pero no lo sé", precisó entonces, aunque dijo estar seguro de que se darán pasos en materia de empleo juvenil, integración europea y pymes.

Empleo juvenil y pymes

Cuestiones ante las que presentará propuestas concretas y que ha ido desgranando en las últimas semanas, como que los 6.000 millones de euros previstos en los presupuestos de la UE para los próximos siete años en materia de empleo joven se puedan utilizar ya desde enero.

Es un asunto que estará presente también en la cumbre sobre empleo juvenil convocada en Berlín para el próximo 3 de julio y a la que, entre otros, asistirán Rajoy, el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El presidente del Gobierno también abogará ante sus colegas europeos por triplicar el volumen anual de financiación a las pymes (de 10.000 a 30.000 millones de euros) por parte del Banco Europeo de Inversiones y por desarrollar un programa de ayuda al comercio para permitir el acceso de las empresas europeas a los procesos de licitación internacionales y facilitar el crédito a la exportación.

Gran parte de esas peticiones están plasmadas en la proposición no de ley aprobada el jueves por el pleno del Congreso con el apoyo de PP, PSOE, CiU, PNV, UPyD y UPN, un texto al que el Ejecutivo da una gran importancia por el valor añadido que supone para que Rajoy defienda en Bruselas la posición española.

Este miércoles, Rubalcaba volvió a pedir en Bruselas, en la reunión de líderes socialistas europeos, que se amplíen los recursos económicos para el empleo joven y que el dinero que se gasta para favorecer la contratación de este colectivo no compute como déficit.

En ese sentido, confió en que la cumbre que este jueves comienza en la capital belga no sea una más.