El Ayuntamiento de El Ejido (Almería) y una treintena de empresas comercializadoras de la provincia constituirán el próximo mes de septiembre la sociedad que se encargará de gestionar los restos vegetales del municipio, de forma que, en una primera fase, esta sociedad tendrá como objeto la creación de una planta para el tratamiento de los excedentes de producción para la obtención de alimento para ganado, es decir, ensilado.

El concejal de Agricultura en el Consistorio ejidense, Manuel Gómez Galera (PP), ha señalado que "la jornada de trabajo celebrada con todas las empresas fue muy importante y fructífera porque se consiguió total acuerdo para la constitución de la sociedad que se encargará de explotar la planta de ensilado en el municipio".

Gómez Galera ha recordado que el proyecto del ensilado tiene su origen en noviembre de 2011 en el seno del nuevo Consejo Municipal Agrario, reactivado entonces por el actual equipo de gobierno. "Fue en esa primera reunión del Consejo donde se pusieron en evidencia las mejoras necesarias en higiene rural, a lo que han seguido muchas jornadas de trabajo y la implicación de muchos profesionales que están participando en apoyo al sector agrario de nuestra provincia", ha explicado.

"Han sido numerosas también las reuniones del Ayuntamiento con las empresas afectadas, desde las que se han ido trazando las líneas maestras con el fin de aportar una solución que sea real y viable para la mejora de nuestra higiene rural y en definitiva de nuestra agricultura", ha apuntado el edil.

Este proyecto para la obtención de ensilado es una iniciativa pionera enmarcada en el modelo de gestión de las centrales agrarias para el manipulado de productos hortofrutícolas (Campho). Se trata de una propuesta que, además de ser una de las principales conclusiones de la comisión técnica para el tratamiento de los restos vegetales, supone "la opción más viable y una firme apuesta por la sostenibilidad y la imagen del campo" que además supone abrir nuevas vías de comercialización para el municipio.

El concejal de Agricultura ha resaltado que este proyecto "podría significar el principio para poner solución definitiva al problema del tratamiento de los restos que genera la agricultura para, a su vez, obtener alimento para el ganado mediante la aplicación de la técnica del ensilaje tratando los destríos de los frutos que se generan en los centros de manipulado".

Con la entrada en vigor del Reglamento de Residuos de Andalucía en mayo de 2012, las centrales de manipulado deberán encargarse de gestionar adecuadamente los residuos que generen. Por ello, desde el Ayuntamiento se está actuando como impulsor de este proyecto en el que se ha conseguido la implicación de las principales empresas ejidenses del manipulado.

Consulta aquí más noticias de Almería.