Blasco, en su nuevo escaño en Les Corts
Rafael Blasco, en su nuevo escaño del grupo de los no adscritos de Les Corts. KAI FÖRSTERLING / EFE

El exdiputado del PP Rafael Blasco ha considerado que las declaraciones que realizó en una entrevista televisiva fueron utilizadas como "excusa" por la dirección de su partido para expulsarle de sus filas y del grupo parlamentario.

Blasco, que este miércoles ha ocupado un escaño como diputado no adscrito en el hemiciclo durante la celebración del pleno de Les Corts, ha asegurado a los periodistas que todavía nadie le ha notificado el contenido del expediente disciplinario que el Comité de Derechos y Garantías de su partido abrió contra él.

Imagínese que llega a su empresa y le dicen que no puede pasar, pero no el porqué En dicho expediente se le sancionó con la suspensión de militancia y la inhabilitación para desempeñar cargos políticos tras analizar unas declaraciones suyas en una entrevista televisiva en las que denunciaba presiones a la Abogacía de la Generalitat para que solicitara para él 11 años de prisión en el denominado caso Cooperación, en el que está procesado.

"Imagínese -ha dicho a un periodista- que llega a su empresa y le dicen que no puede entrar a trabajar y no le dan explicación alguna; no puede pasar usted de aquí pero no le puedo decir por qué".

Antes de acceder al hemiciclo, Blasco ha afirmado que tiene intención de trabajar con "absoluta normalidad", en coherencia con su trayectoria política para "cumplir con el compromiso adquirido al ocupar un puesto en unas listas".

La decisión de abandonar el grupo popular ha sido dura, según ha reconocido, si bien ha confesado sentirse "sereno", sin ánimo de reproches y con la intención de pasar página.

Las declaraciones se hicieron con datos, no eran opinión Ha afirmado que ha recibido "de todos los miembros del grupo su cariño, afecto y compromiso, han valorado el gesto de evitar una votación que hubiese representado una lectura negativa para el grupo parlamentario", a lo que ha añadido que "no quería ser motivo de que nadie hiciese una lectura de desunión o fractura en el grupo" y que le emocionan las "muestras de afecto y cariño de los miembros del grupo y muchos militantes".

Preguntado por la citada entrevista, Blasco ha asegurado: "Es de las pocas cosas que he hecho en la vida que es impecable". Y ha sonreído al añadir: "Se hizo con el máximo respeto institucional, sin un juicio de intención sobre nadie en concreto, con datos y no opinión, y si la hay es sobre hechos concretos".

"La he vuelto a ver -la entrevista-, creo que alguien tendrá que explicar donde se encuentra el problema, yo creo que la entrevista ha sido un excusa", ha dicho. Blasco ha reiterado que ni él ni ningún miembro del grupo parlamentario tiene la resolución del expediente abierto por el Comité de Derechos y Garantías de su partido y que, en consecuencia, no puede presentar recurso alguno.

"Pensar mucho en Nelson Mandela"

"Eso no tiene mayor relevancia, se acaba una etapa y empieza otra, espero que a partir de ahora la noticia sea mi trabajo parlamentario. Mi mayor preocupación desde ayer es pensar en que he de actuar con la máxima coherencia en relación con mi compromiso político y pensar mucho en una persona que desgraciadamente se nos va que es Nelson Mandela", ha añadido.

"Todos los días uno aprende cosas, incluso viendo un partido de fútbol, cosas que uno pensaba que ya no podía aprender. Espero que estas experiencias ayuden a acabar mi formación y a tener claro lo que representa un compromiso político. En su conjunto, estoy satisfecho con mi trayectoria política, siempre muy coherente, con vocación de servicio público", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.